Recibi las noticias en tu correo

Con Dilma en el poder, el dólar subirá un 10 por ciento en Brasil

El anuncio de que Brasil obligará a los bancos a depositar un 60 por ciento de sus ventas en corto de dólares, impulsará el precio de la moneda norteamericana por lo menos un 10 por ciento según analistas brasileños que sitúan para los próximos meses el valor del dólar en Brasil a 1,80 reales, contra 1,68 del sábado.

En la pasada jornada el dólar subió por tercer día consecutivo, cuando avanzó 0,7 por ciento y terminó cotizado a 1,686 reales, informó la Bolsa de Mercaderías y Futuros (BMF).

La medida se tomó porque los bancos realizaban ventas en corto, o sea, vendían dólares a futuro, especulando con que el billete norteamericano bajara. El detalle está en que los bancos no tienen esos dólares. Esperaban a que bajaran para comprarlos. Ese es básicamente el negocio de las ventas en corto: especular conque el precio caerá en el futuro.

Pero ahora los bancos deben a salir a adquirir en el mercado el 60 por ciento de todas las ventas en corto registradas y depositar esos fondos en el banco central de Brasil.

Se estima que en el mercado deberán adquirir 1.800 millones de dólares en los próximos días. La noticia tomó por sorpresa al equipo de gobierno en Uruguay y en general a la plaza financiera local, que por el feriado de Reyes, no estuvo operativa. La única que se movía era Punta del Este. La sucursal de Cambio Gales en la península informó que mantenía en pizarra los precios del miércoles (19,45 a la compra y  20,20 pesos uruguayos a la venta), tanto para el dólar como para el real, y que hasta que no abra el mercado de cambios hoy en Uruguay no está previsto ningún cambio.

Por otra parte se indicó que la afluencia importante de brasileños se produce a partir de este fin de semana. Pero existe consenso en que esta sea la primer medida. Ahora podría venir una baja en la tasa de interés del banco central brasileño que supera el 10 por ciento y que es un atractivo para la llegada de capitales especulativos.

Desde Brasil se señala que el dólar en torno a 1,80 reales se mantiene como un “tipo de cambio atractivo para el turismo brasileño en el exterior”.

La evaluación la realizó Strauss Carlos Campos, presidente de la Asociación Brasileña de Agencias de Viajes, sección de Río de Janeiro. Strauss advirtió que la debilidad del dólar favorece a los brasileños para salir del país. Para él, la medida anunciada por el Banco Central para combatir la especulación en las bolsas se destina a ayudar a las exportaciones “, y no es de mucha ayuda a los turistas extranjeros.

Compartir articulo