Recibi las noticias en tu correo

Ovnis/ Crecen los indicios de un misterio que tarda en develarse

Luces que surgen en algún punto y desaparecen, o resplandores incandescentes que se dejan ver por un instante, son algunos de los puntos en común en los relatos de quienes aseguran haber presenciado “objetos voladores no identificados (Ovnis). “Observé dos esferas circulares, brillantes, con mayor resplandor que las nubes, que en un principio parecían estar estáticas y luego desaparecieron del lugar dónde se encontraban”, contó Santiago, un profesional paranaense que se animó a relatar a AIM lo que observó, fotografió y filmó el 9 de noviembre de 2008.

Foto ovni 1: Las flechas negras marcan la posición original de los dos ovnis; uno central de mayor tamaño -con orientación sur-sureste a unos 30 grados del horizonte- y otro más pequeño hacia arriba y a la derecha de la imagen -a unos 30 grados-. Las flechas naranjas y verdes corresponden a dos ampliaciones sucesivas de ambos objetos.

Testimonios en Paraná
El domingo 9 de noviembre de 2008, dos ciudadanos paranaenses se encontraban en el living de su departamento. Habían terminado de almorzar y se disponían a disfrutar del descanso, charla de por medio y mirando desde el balcón hacia el cielo, azul pero con algunas nubes en ese momento. Eran alrededor de las 15, cuando Santiago observó algo diferente que brillaba más entre las nubes. Se lo comentó a Elisa, su mujer, y le pidió que trajera la cámara fotográfica  -una Olympus X-845- para registrar lo que veía.

“De pronto observé dos esferas circulares, brillantes, con mayor resplandor que las nubes, que en un principio parecían estar estáticas. Estos objetos estaban posicionados -desde mi localización- en orientación sur-sureste; una de mayor tamaño, a  unos 30 grados del horizonte y la otra más chica, más arriba, a unos 60 grados, aproximadamente (ver foto ovni 1) ”, contó a AIM Santiago, quien señaló que en el lapso de unos dos minutos tomaron nueve fotografías, “hasta que pusimos la cámara en modo filmación”.

Además agregó que mientras tomaban los registros, observaron que la esfera más pequeña había desaparecido luego de las primeras tomas. “Parecía que desarrollaba algún tipo de movimiento, porque en algún momento desapareció del lugar dónde se encontraba, lo cual pudimos constatar, ya que luego de algunos segundos  apareció en dirección sureste, a una altura de unos 20 grados del horizonte, y a unos 10 de la esfera mayor, que permanecía estática (ver foto ovni 2)”.

Foto ovni 2: La flecha negra central indica la posición del ovni principal, que parece mantenerse estático; mientras que la flecha negra inferior muestra como el ovni más pequeño cambió su posición hacia el sureste, a una altura de unos 20 grados del horizonte, y a unos diez de la esfera mayor. Al igual que en la foto anterior; las flechas naranjas y verdes corresponden a dos ampliaciones sucesivas de ambos objetos.

Santiago relató a esta Agencia que durante todo el transcurso del avistamiento, “si bien las esferas daban la sensación de estar estáticas, en algunos momentos parecían tener un leve movimiento zigzagueante”.

Luego de unos días, el profesional bajó el material a una PC y al ampliar las fotografías, pudo ver con claridad las esferas que observaron el 9 de noviembre.

Sorpresa en el video, después de más de dos años
Santiago señaló que dado que el equipo en el cual también había bajado la filmación  -que se extendió durante 13´09 ´´- no tenía un software para ampliarla, “en ese momento no pudimos ver en el video lo que habíamos observado esa tarde. Por eso lo dejamos de lado, archivado, sin darle mayor importancia”.

Pero ambos decidieron revisar el archivo fílmico y las fotos, luego que Elisa viera el 1° de febrero de 2011 desde el balcón de su casa, alrededor de las 22, dos luces esféricas de color rojo que se elevaron desde el río Paraná, a la altura de la isla Puente.

“Primero pensé que podían ser luces de un helicóptero, dado que ese día estuvo la presidenta (Cristina Fernández) en Santa Fe, para inaugurar la autovía en la ruta 168, pero al instante me di cuenta que no podía ser, porque estas luces salieron del agua y se elevaron verticalmente primero y luego en forma horizontal, a una velocidad inusitada”.

Elisa aseguró a esta Agencia que “estas cosas no las podes dar a conocer por miedo al ridículo, porque lo primero que te dicen cuando contás es que estás loca, pero la verdad es que las vi, y no es la primera vez, ya que en otras oportunidades he presenciado hechos similares, en otros lugares de la provincia, como una madrugada en el acceso a Strobel, por ejemplo”.

Santiago también apuntó que anteriormente fue testigo varias veces de hechos similares, pero nunca con tanto tiempo de observación. “Lo que hicimos hace tres días fue volver a ampliar las fotos, y aumentar el área de las esferas varias veces”, agregó y destacó: “luego volvimos a ver el video en su formato original. Nuestra sorpresa fue que al volver a mirar la filmación, después de más de dos años del suceso, vimos algo que no observamos en aquél momento. En el minuto 1:14, arriba y a la derecha de la imagen, aparece una esfera más grande en movimiento descendente, en un ángulo de unos 45 grados, en dirección sur-suroeste, que luego cambia bruscamente de ángulo, unos 60-65 grados hasta desaparecer de la cámara”. Ante este hallazgo, Santiago aseguró que ahora quisiera analizar en detalle “todo el video, con algún software específico”.

Qué pasa en el campo
En las zonas rurales, los relatos respecto de la presencia de luces o fulgores que se hacen ver en el cielo y que no responden a los elementos convencionales como aviones o satélites, ya forman parte del folclore cotidiano de numerosos puntos de la provincia.

“Estábamos regresando hacia Mazaruca, en Ibicuy cuando dos luces surgieron del suelo y subieron hasta arriba a una velocidad inusitada”, contó a AIM Carlos B. quien presenció el fenómeno junto a su tío Juan Bautista D. y agregó que ambos quedaron “atónitos”.

En diálogo con esta Agencia, Carlos B., quien es oriundo de Paraná,  relató que mientras se encontraba en el departamento Islas, “íbamos a Mazaruca por un camino rural junto a mi tío; él manejaba su auto y yo estaba sentado en el lugar del acompañante”.

“Estaba muy oscuro, eran alrededor de las 23 de un día de semana, cuando de repente, vimos que del costado del camino, bastante lejos desde donde nos encontrábamos, dos luces muy fuertes subieron hacia el cielo, de forma lenta y fueron muy arriba hasta perderse”, describió.

Juan Bautista D., tío de Carlos, contó a AIM: “estaba manejando mi Falcon  pero detuve el auto y nos quedamos atónitos mirando esas luces parecidas a globos que emergían desde abajo” y agregó que mientras presenciaba el suceso “estaba tan perplejo que no atiné a sacar alguna fotografía y mi sobrino tampoco”.

“Cuando llegamos con mi sobrino a Mazaruca,  recién pudimos hablar de lo que pasaba ya que estábamos muy sorprendidos y como los dos vimos lo mismo, no había dudas de que no estábamos delirando”, apuntó.

En ese orden, destacó que “ya hubo otros vecinos de la zona que mencionaron haber visto este tipo de luces, muchas veces subiendo desde el río, pero en lo personal nunca había presenciado algo similar”,  dijo e indicó: “hace poco tiempo, una pareja de Buenos Aires que se encontraba en Mazaruca aseguró haber visto dos luces de colores fosforescentes sobre el agua, una roja y una verde, que parecían jugar entre ellas y luego desaparecieron: esos no eran ni satélites ni aviones”.

Carlos B. destacó que “uno no cree en esto hasta que es testigo de alguna situación y puedo asegurar que no estamos solos, aunque es creer o reventar, como dice el dicho”.

Preguntas ¿sin repuesta?
No ha sido posible demostrar la existencia de vida fuera de la Tierra, menos todavía de vida inteligente, pero tampoco se ha demostrado que no la hay. Si no estamos solos, estamos en la incertidumbre que hace ver cosas en las sombras.

Es posible que todos hayamos visto un ovni alguna vez y que hayamos hecho cualquier atribución sin preocuparnos más, pero también que el hecho nos haya conmovido pero no lo hayamos dado a conocer por miedo el ridículo, ya que los que dicen “ver cosas” nunca han tenido buena fama. Al menos nuestra sociedad pretende que se vea sólo lo socialmente reconocido, es decir, aquello en que todos puedan acordar sin discusiones porque entra en el sentido común prevaleciente.

Basta recorrer portales serios sobre el tema ovni para ver que imágenes similares a las tomadas por Santiago y Elisa se repiten una y otra vez en varias partes del mundo, y desde hace mucho tiempo. ¿Qué son estas esferas?, ¿de dónde provienen?, ¿cuál es el propósito que tienen?; éstas y otras tantas preguntas permanecen aun sin respuesta pero, quizá, lo que más inquieta es “por qué la mayoría de nosotros permanece al margen de esta otra realidad”.

Invitación
Seguramente, el testimonio de Santiago y Elisa no difiere demasiado al de otros paranaenses, que pueden haber atravesado situaciones similares de avistamientos.

Si bien el precepto científico manda que para certificar un fenómeno extraordinario es preciso aportar pruebas concluyentes y los estudiosos de los ovnis hasta ahora no han podido satisfacerlo, desde que hay gente que los ve, hay necesidad de saber de qué se trata.

Por eso invitamos a enviar a la Redacción de AIM datos o testimonios, a fin de recopilar información que, debidamente constatada, pueda servir para elaborar otras notas de interés para nuestros lectores.

Aclaración
Los nombres de los entrevistados son ficticios, para preservar sus identidades.

Notas relacionadas
http://www.aimdigital.com.ar/aim/2011/01/16/ovnis-la-soledad-abruma-pero-la-esperanza-es-invencible/
http://www.aimdigital.com.ar/aim/2011/01/29/tormentas-electricas-y-ovnis-aseguran-que-aparecen-objetos-en-las-nubes/

Compartir este artículo

Una respuesta para Ovnis/ Crecen los indicios de un misterio que tarda en develarse

  1. Pingback: Sightings in the Delta, Argentina, Go Back 20 Years — Paranormal Activity Today