Recibi las noticias en tu correo

Recomendaciones por la difteria

La presencia de casos de difteria en países vecinos hace necesarias algunas recomendaciones preventivas, aunque desde hace décadas la población argentina y entrerriana está vacunada contra la enfermedad.

La difteria se presenta como una angina común, pero con algunas diferencias, por ejemplo que afecta también la piel y hay placas blancas en la garganta que al desprenderse, sangran.

La difteria puede provocar la muerte de los enfermos, pero se trata de una enfermedad de la que no se ha registrado ningún caso en la Argentina los últimos 20 años, aproximadamente.

De todos modos, las autoridades sanitarias están dispuestas a insistir en la campaña de vacunación, que consideran la mejor barrera contra la enfermedad, y además harán una campaña de esclarecimiento incluso dentro del cuerpo médico, ya que se trata de una enfermedad con la que no tienen familiaridad porque ha desaparecido hace mucho.

De todos modos, las autoridades advirtieron que se trata de prevención y aspiran a que no se produzca en Entre Ríos ningún caso.

La difteria, también llamado “crup” o “garrotillo” es una enfermedad producida por los bacilos de Klebs Löffler, localizada en la mucosa de las amígdalas, faringe, laringe, tráquea y nariz.

Se presentan exudados de fibrina con capas blanquecinas que sangran a la excoriación.En la faringe y la laringe pueden llegar a provocar ataques de asfixia que requieren una traqueotomía. Los bacilos diftéricos segregan una toxina que ataca el músculo cardíaco, los nervios vasomotores y las terminaciones nerviosas musculares, lo que puede producir parálisis del velo el paladar, brazos y piernas y en casos graves, parálisis cardíaca.

La difteria se transmite por gotitas de saliva infectadas procedentes de enfermos o de portadores de bacilos.
La difteria nasal evoluciona sin síntomas generales de importancia, y con frecuencia termina con la eliminación definitiva del agente provocador.

También las heridas pueden resultar infectadas por cepas diftéricas. El tratamiento consiste en administrar suero diftérico para el desarrollo de la inmunización pasiva. Se previene mediante la inmunización activa o vacunación.

Compartir articulo