Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Repudian el cierre de cargos y aulas en las escuelas entrerrianas

La Agrupación Docente Ana Sosa Docente (Corriente Clasista y Combativa en la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos) repudió  la resolución 937 de Consejo General de Educación (CGE), que permite el cierre de aulas, la baja de categorías de numerosos  establecimientos educativos y el desempleo de docentes suplentes que resultan afectados por esta norma, se informó a AIM.

En un parte de prensa se informó a esta Agencia que “se utiliza este nuevo instrumento legal para llevar más ajuste a nuestras escuelas empobrecidas y en crisis; cuando lo que necesitamos y exigimos son políticas de pleno empleo con salarios justos para los padres de nuestros alumnos y escuelas dignas con planes de estudio acordes a las necesidades de la comunidad educativa y con docentes que puedan alcanzar con su sueldo la canasta familiar”.

La Agrupación recordó que “ante la falta de alumnos en muchas escuelas, producto de la miseria a la que están condenados; la imposibilidad de planificar un proyecto de vida; la necesidad de trabajar o por haber sido ganados por el desaliento, la desesperación y la droga, la nueva normativa resolvió bajar de categoría a esas escuelas, cerrar divisiones, trasladar personal y quitar cargos”. 

Además señaló que a cuatro años del asesinato del docente neuquino Carlos Fuentealba, “las políticas de ajuste del kirchnerismo y del urribarrismo nos ratifican que el camino para defender la escuela pública es la lucha de docentes, padres y alumnos”.

Para la Agrupación, “el kirchnerismo niega los problemas que su política provoca, y cuando éstos se hacen incontenibles, intenta frenarlos con ajustes y represión. Basta recordar que cuando en Villa Soldatti salió a la luz la crisis habitacional, la medida más importante de la presidenta Cristina Fernández fue crear la secretaría de Seguridad para reprimir las tomas de los terrenos ociosos. Del mismo modo, el gobierno provincial no duda en apelar a medidas ajustadoras y represivas. El nuevo ajuste, lleva hoy el nombre de resolución 937”.

La corriente destacó que desde Agmer se advirtió “más de una vez que, a pesar de que la propaganda oficial se regodee con que mediante la Asignación Universal por Hijo se incrementó la matrícula escolar en la provincia, estamos cada vez más lejos de garantizar la igualdad de oportunidades y la calidad educativa. Si en las escuelas de nuestros barrios, los hijos de las familias más oprimidas dejan las aulas, en la mayoría de los casos no se debe a que hayan pedido pase a otro establecimiento, sino a que se vieron obligados abandonar su escolaridad”.

La Agrupación Ana Sosa repudió “este nuevo instrumento legal utilizado para llevar más ajuste a las escuelas empobrecidas y en crisis”, exigió “políticas de pleno empleo con salarios justos para los padres de nuestros alumnos y escuelas dignas con planes de estudio acordes a las necesidades de la comunidad educativa y con docentes que puedan alcanzar con su sueldo la canasta familiar”.

Comparte este articulo