Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Fiesta Nacional del Teatro/ La revolución de Los Kennedy estalló en San Juan

La revolución de los Kennedy, la epopeya contemporánea contada a través de múltiples versiones, se trasladó a la Fiesta Nacional de esa disciplina que se realiza en  San Juan, y dio paso otra  –a cargo de Late Teatro-, más acorde con el mundo de hoy: la versión de la historia de estos tres hermanos entrerrianos, criollos de pura estirpe pero con sangre irlandesa, que se alzaron contra un golpe de Estado en Latinoamérica, en 1932, cuando era presidente de facto José Félix Uriburu, y en la provincia gobernaba Luis L. Etchevehere.

Los Kennedy, una revolución que estalló en San Juan.

El dramaturgo argentino Alan Robinson escribió el guión de esta obra que dirige Luciana Obaid. Radicado en Buenos Aires, el guionista realizó una adaptación de la historia, tiñéndola con matices propios.

Pero es la interpretación de los actores y la actriz del grupo Late Teatro, la que trasladó la revolución otra vez al escenario del Teatro Municipal, en San Juan, en el marco de la 26º edición de la Fiesta Nacional del Teatro, organizada por el Instituto Nacional del Teatro (INT), en una obra de alto contenido político que lleva a la reflexión, conmueve y hasta arranca sonrisas con las bromas entre hermanos.

Un potente, extrovertido e irónico Mario (Nicolás Rigaudi) arrancó la obra situando al público en tiempo y espacio. Roberto (Nicolás Righelato), el más criollo de los tres, mostró sin tapujos su perfil de hombre de campo, sincero, apasionado y vigoroso. Fue Eduardo (Ezequiel Caridad) el intelectual del grupo, el que buscó por todos los medios restituir al derrocado Hipólito Irigoyen al sillón presidencial.

Cuando percibió que la vía diplomática no alcanzaba, gestó con sus hermanos Mario y Roberto,  una revolución que protagonizaron junto a 60  hombres -en enero de 1932- cuando tomaron por asalto la comisaría de La Paz, rebelándose contra el golpe militar que derrocó al entonces presidente Irigoyen.

Mientras tanto, el guaraní Waira (Marcelo Estebecorena) cobró valor a medida que transcurría la obra. Negoció con el Coronel (Maximiliano Boyero), pero definió –después de convocar a los espíritus de sus antepasados- una trama que mantuvo en vilo a los espectadores hasta el final. Con orgullo, Waira habló de exclusión, de identidad, de pérdidas y ausencias, y de aquellas consecuencias irreparables e irremediables, donde lo justo parece tan lejano.

El  Coronel, impecablemente vestido con uniforme militar, representó al jefe político de La Paz. Sus palabras aportaron el equilibrio clave a la obra para que se interprete con ecuanimidad el momento crucial de la toma de la Policía, justamente,  el tema más cuestionado por la institución policial  y la oposición política, por los paceños que allí murieron.

Amparo (Paula Righelato) es la hermana protectora pero fuerte, llena de ternura hacia los varones revolucionarios. Un verdadero reto a las posibilidades de la actriz fue la escena en el monte, donde rezó el Padre Nuestro para pedir por sus hermanos –ya escondidos en la selva entrerriana-.

A su vez, la sencilla escenografía y la música lograda con una guitarra criolla y un bombo legüero, enriqueció el despliegue escénico inteligente.

En síntesis: un trabajo impecable donde todo el elenco –directora, actores y actriz- pusieron energía durante los más de 60 minutos que dura la obra.

En la función que vio esta cronista, que se llevó a cabo anoche en el Teatro Municipal de San Juan, el elenco saludó ante un público que los aplaudió con ganas y disfrutó del buen teatro. En síntesis, la revolución de Los Kennedy estalló en Cuyo.
Por: Elisa Pelliza Aracena, especial desde San Juan para AIMCultura.

Comparte este articulo

Una respuesta para Fiesta Nacional del Teatro/ La revolución de Los Kennedy estalló en San Juan

  1. Pingback: Fiesta Nacional del Teatro/ La revolución de Los Kennedy estalló en San Juan « "Los Kennedy"