Recibi las noticias en tu correo

Alertan que en Entre Ríos se violó el Código Electoral Nacional

En las escuelas y aulas donde votaron miles de entrerrianos en las elecciones primarias “había símbolos religiosos que atentaron contra el Código Electoral Nacional”, denunciaron desde la organización no gubernamental Entre Ríos Laica. Lo que ocurrió en la provincia se repitió en otras partes del país, confirmó a AIM Cristina Ferreyra, integrante de la Asociación Civil de Ateos en Argentina.

Alertan que en Entre Rios, en las primarias se violó el Código Electoral.

En la provincia, en escuelas públicas y públicas de gestión privadas donde los ciudadanos participaron de la elección primaria de agosto, “se observaron crucifijos y otros símbolos religiosos en las aulas donde se votó”, lo que atenta contra el Código Electoral Nacional, advirtieron desde Entre Ríos Laica a esta Agencia.

En ese marco, explicaron que su denuncia pública se basa en que en el Código Electoral Nacional de la República aprobado por Decreto N°2135/83, se establece en el artículo 82, inciso quinto, que “queda prohibido colocar en el cuarto oscuro carteles, inscripciones, insignias, indicaciones o imágenes que la ley no autorice expresamente, ni elemento alguno que implique una sugerencia a la voluntad del elector fuera de las boletas aprobadas por la Junta Electoral”.

Los militantes sociales, recordaron que son los ciudadanos quienes eligen a sus representantes y los actos de la República no pueden ser relacionados con instituciones que fueron funcionales a la monarquía y que basan sus axiomas en dogmas fundados en las relaciones de producción pre capitalista, es decir mágicos”. Además, insistieron que Entre Ríos “es un Estado laico y recordaron que en la Constitución provincial primó el principio de la Razón sobre la religión”.

Lo que ocurrió en Buenos Aires

Cristina Ferreyra, integrante de la Asociación Civil de Ateos en Argentina confirmó a esta Agencia que lo que pasó en Entre Ríos y Buenos Aires se reprodujo otras partes del país.

En ese sentido, comentó que cuando fue a votar al Colegio de Guadalupe en CABA, al pasar por la puerta del cuarto oscuro vio por la banderola, que estaba descubierta, que había al menos una cruz colgada sobre el pizarrón del aula. Cuando se le solicitó el DNI planteó a las autoridades de mesa que el Código Electoral “prohíbe que haya  cualquier imagen que la ley no autorice expresamente”, por lo que solicitó que se reitre el ícono.

Sin embargo, relató: “Mientras se iba juntando gente, curiosa de lo que pasaba, la fiscal de mesa me dijo que era abogada y que ese artículo se refiere a propaganda partidaria, no a figuras religiosas, a lo que lerespondí que debía repasar las leyes”.

Ferreyra relató que al llegar el Delegado Judicial, “dijo que según él, la Ley se refería a los símbolos partidarios, que no se iba a hacer nada al respecto y habló por celular, aparentemente con la Junta Electoral, desde donde alguien le sugirió que si no podía votar que no vote y luego lleve la denuncia a la Junta o a la policía, sin embargo me negué, porque me parecía que desde la Junta no me podían recomendar eso y justo llegó otra Delegada decidida a solucionar el problema y propuso llevarme a un sitio que no tenga ningún símbolo de ningún tipo y trasladar ahí la urna  junto con la presidenta de mesa”.

Finalmente, la militante logró que se cumpla el Código Electoral: “Llegué al cuarto oscuro preparado, se fijaron que no haya figuras ni nada y pude votar haciendo uso de mis derechos”, pero aclaró que aún no tomó “consciencia del logro, de lo que significa el hecho de la necesidad de un espacio neutro y que los colegios religiosos se enteren que si quieren prestar sus lugares para las elecciones, deben saber que no toda la ciudadanía piensa igual que ellos”.

Compartir articulo