Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Cuando la salud produce enfermedad

Una experiencia de los alumnos y docentes de la Facultad de Ciencias Médicas (FCM) de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) “pone el acento sobre las prácticas médicas, y cómo muchas veces dañan la salud, al igual que la producción del conocimiento científico médico en las universidades, que determina los procesos de salud y enfermedad en los sujetos y sus comunidades”, relató a AIM el coordinador de la cátedra de salud socioambiental de esa unidad académica, Damián Verzeñassi.

Prácticas médicas: una mirada crítica sobre lo que produce enfermedad.

En diálogo con esta Agencia, el especialista indicó que “salud socioambiental es una materia electiva de la FCM, creada en 2004 como respuesta de un grupo de estudiantes que participamos en la cátedra libre de salud pública del Centro de Estudiantes, en la que incluimos la perspectiva ambiental, y que luego con el cambio del plan de estudios, y la posibilidad de incluir materias electivas presentamos el proyecto para que se llevara a cabo”.

Verzeñassi señalo a AIM que “al estilo de Polonia, donde se origina esta visión sobre la salud y los ecosistemas, los estudiantes mismos hicimos un listado de quienes eran las personas que nos interesaba que nos compartan sus saberes, par que fueran nuestros docentes, y logramos introducir la problemática de la construcción del conocimiento científico desde una perspectiva ambiental y latinoamericana en el campo de la salud”.

En cuanto al programa, el universitario detalló a AIM que “está integrado por cinco módulos, el primero tiene que ver con la construcción del conocimiento. Allí vemos los paradigmas distintos paradigmas, es decir, el de la medicina hegemónica, el de la medicina social, y el de la salud socioambiental, la salud de los ecosistemas. Aquí trabajamos los modelos de análisis epidemiológicos desde cada uno de esos paradigmas, y un poco de la historia de esos conceptos, como el de la Atención Primaria de la Salud, que después es apropiado por el Banco Mundial como una sigla para limitar su alcance original”.

“De esa manera iniciamos la discusión sobre cómo se construye el conocimiento científico, y cómo esto determina también los procesos de salud y enfermedad de los sujetos y sus comunidades”, enfatizó Verzeñassi, y agregó: “en el modulo siguiente abordamos la relación de la salud y el hábitat, y más específicamente el hábitat urbano, lo que significa hablar de ciudades saludables, ciudades que enamoran, y la vinculación entre las enfermedades respiratorias y las urbanizaciones”.

Alimentación saludable, clave para una buena salud.

 

En tanto, “el tercer módulo de la materia aborda la salud sin daño que es un concepto internacional que intenta poner en discusión cuales son las prácticas o los elementos que utilizan los médicos en su profesión que con el objetivo de cuidar la salud terminan dañándola por su alta carga contaminante; y luego el cuarto módulo de la materia que es soberanía alimentaria, es decir, una alimentación saludable, la relación de los agrotóxicos con la salud, y el modelo de producción agroindustrial; a lo que se suma el quinto y último módulo, sobre la integración en América Latina como determinante de los procesos de salud y enfermedad de la gente, los proyectos energéticos en la región, su incidencia en el cambio climático, y finalmente el agua como una cuestión vital”, afirmó Verzeñassi, quien también es subsecretario académico de la facultad.

Comparte este articulo