Recibi las noticias en tu correo

Feria de Ciencias de Nivel Inicial mostró a pequeños científicos

Las puertas del conocimiento se abrieron para los chicos del Nivel Inicial de escuelas del departamento Paraná que, con el apoyo de sus docentes, trabajaron para la Feria de Ciencias que se realizó en la Escuela Normal de esta ciudad. “Según criterios de la Unesco, debe estimularse a los chicos desde la más temprana edad para trabajar en temas de ciencia, tecnología y sociedad”, explicó a AIM el evaluador en la Feria de Nivel Inicial,  Néstor Vecchietti.

La "seño" Ana Laura, con los pequeños que trabajaron el Ciclo del Agua.

AIM recorrió esta mañana la Feria de Ciencias de Nivel Inicial de escuelas del departamento Paraná, que se realizó en la Normal José María Torres de esta ciudad. Proyectos de investigación relacionados con salud, biología, química, física, energía y medio ambiente,  fueron áreas sobre las que los participantes investigaron para llegar a una propuesta que permitió resolver los problemas a través de un procedimiento científico. Acompañados por sus docentes, los pequeños dieron rienda suelta a su inteligencia para resolver, con métodos científicos, los problemas presentados.

En diálogo con esta Agencia, Vecchietti, profesor de Ciencias de la Educación y psicólogo, relató con qué se encontró mientras evaluaba los trabajos. “Según criterios de la Unesco, debe estimularse a los chicos desde la más temprana edad para trabajar en temas de ciencia, tecnología y sociedad, en particular, para la construcción de ciudadanía y una responsabilidad respecto del uso de la ciencia y la tecnología en la sociedad”.

Para el evaluador, “es muy interesante no sólo el trabajo en si, sino la propuesta pedagógica que incluye un desarrollo durante todo el año. Es lo novedoso de esta Feria de Ciencia en la escuela”.

Alimentación saludable, la iniciativa del jarín Estrellita de la escuela 102 de Viale.

La idea es “destacar algunos trabajos para la Feria provincial”, dijo, ya que “de allí saldrán dos o tres para la edición nacional y luego, pretendemos colocar alguno en la internacional”, explicó el educador.

Los verdaderos protagonistas
Mientras la suplente de la dirección de Nivel Inicial, Norma Dalmolín iba de aquí para allá coordinando las actividades, Juan Martín (cinco años), que integra el equipo que trabajó sobre el ciclo del agua, relató a esta Agencia que “el agua se derritió porque antes era hielo y cuando hizo calor, se puso líquida. Esto demuestra que puede tener dos estados”, reflexionó.

Zoe, de cuatro años, también se refirió al mismo tema. “Hicimos un experimento sobre el agua, que se quedó transparente e invisible. ¡Se movía tanto…! Ahí estaba líquida, pero a veces se pone dura cuando se convierte en hielo, como cuando lo pones en el freezer que hace frío”. “Con esto”, dijo señalando una espumadera, “el agua se cayó porque tiene agujeritos”. Con infinita paciencia, la “seño” Ana Laura habilitó la netbook para que los chicos siguieran la secuencia. Así, Juan Martín se refirió a “los cambios reversibles que tiene el agua; es decir, cuando cambia de sólido a líquido”, reveló con absoluta seriedad.

También estuvieron los jardineritos de la “seño” Myriam, de la Salita Azul de cuatro, turno intermedio,  que trabajaron sobre un proyecto denominado Cazadores de Aromas, y Marcela Zubiría, docente del jardín Estrellita de la escuela 102 “Victoria Chacabuco”, de Viale. Aunque los chicos no pudieron acompañarla, la maestra relató a la cronista que el proyecto versó sobre “Alimentación saludable”. “Trabajamos sobre la pirámide alimenticia, los alimentos, lo que nos nutre y hace bien, y lo que es dañino, como la comida chatarra”.

Los "cazadores de aromas", otra interesante iniciativa.

La educadora explicó a AIM que los chicos investigaron sobre la ingesta de alimentos. “El disparador fue el cuento ‘Don Felipe, el cocinero’, que quería indagar sobre los alimentos; los niños trabajaron sobre los distintos grupos y aprendieron a combinarlos”.

Alejandra Puig es la docente que lideró el grupo de niños de la Escuela Normal que trabajó sobre alimentos saludables y su efecto en la salud. “Surgieron las verduras y a los chicos se les ocurrió conocer además si se podía pintar con el pigmento”.

La “seño” Alejandra detalló que en el aula estudian cuáles son los alimentos saludables. “Ellos traen todos los días un alimento saludable; porque en la escuela les pedimos que no coman golosinas, ni comida chatarra o snack, y los instamos a que se alimenten con verduras o cereales. Por suerte, los papás nos acompañan con esta iniciativa”, afirmó.

La "seño" Alejandra con sus alumnitas, en un recreo en el patio.

Inti Sofía,  (cuatro años), contó a AIM que le sorprendieron “los experimentos con la remolacha. El pigmento de la remolacha se hizo juguito cuando le pusimos alcohol y lo batimos. Eso sirvió para sacar el pigmento”, dijo poniendo sus manitas en el rostro con cara de asombro. “Con verduras podemos pintar. Las verduras tienen pigmentos que se pueden sacar para pintar”.

El dato
El 27 de setiembre se realizará la instancia provincial de la Feria de Ciencias en el Colegio Nacional de Paraná.

Compartir este artículo