Recibi las noticias en tu correo

“Cocodrilo”, nueva droga más letal que el paco

La llaman “Cocodrilo” y es un tipo de droga que nació en Rusia, para luego extenderse a distintas partes de Europa. En Estados Unidos hay alerta ante el posible ingreso de la sustancia y en Argentina como en el resto de la región latinoamericana se observa el fenómeno con temor. Es que se trata de un verdadero veneno para los consumidores, aún peor que el paco.

Las imágenes de personas que cayeron en la adición son espeluznantes. Hay casos de muertes ante la primera dosis, y es famosa porque destruye los tejidos de la piel en poco tiempo, causando gangrena. “Te come vivo”, dicen los expertos.

La droga, a grandes rasgos, es un residuo de la producción de la heroína, que en Rusia tiene un valor de 40 dólares cada dosis. El Cocodrilo, en cambio, se consigue por unos 4 dólares, lo que explica que ya un 15 por ciento de los adictos a las sustancias ilegales la consuman. Allí es conocida como la droga de los pobres, a pesar de que logró ingresar en todas las clases sociales. “Es tremendamente adictiva, en realidad es letal. Basta con recorrer los videos en internet con adictos que exhiben estremecedoras heridas en sus cuerpos”, dijo Claudio Izaguirre, de la Asociación Antidrogas de la República Argentina.

“En Argentina los niveles de consumo de heroína son bajísimos, eso por un lado es positivo, porque en Europa empezó a ser consumido el Cocodrilo ante el alto costo de la heroína, que allí se vende mucho. Pero aquí tenemos el problema de que hay policonsumo y que es difícil de detectar en las fronteras por los perros. Y no se puede soslayar que es un gran negocio para los narcos, que la fabrican con poca inversión y genera en el consumidor un alto grado de dependencia. Es peor que el paco. Las autoridades argentinas y latinoamericanas tienen que estar alertas”, dijo el especialista.

Para comprender el nivel de preocupación mundial ante la ramificación de la droga, semanas atrás la dirección nacional de Control de Drogas de los Estados Unidos dejó trascender que hay temor por la posible introducción en ese país del peligroso estupefaciente. “Estamos siguiendo la difusión de esa droga en el exterior. No nos sorprendería si un día llega a Estados Unidos”, dijo un portavoz del organismo.
El “cocodrilo” recibió su nombre por la apariencia de la piel en el lugar de la aplicación de la droga que comienza a escamarse y adquiere un color verde. Como se dijo, en un lapso promedio de aproximadamente un año el drogadicto experimenta gangrena y posteriormente la muerte.

“Se está ramificando mucho. Creo personalmente que estas drogas son generadas especialmente para eliminar adictos de las clases marginales. Hay que trabajar mucho para impedir el arribo masivo a Latinoamérica, y muy especialmente a la Argentina. No podemos dejar que se convierta en el nuevo negocio de los narcos”, dijo Izaguirre.

Compartir articulo