Recibi las noticias en tu correo

Un verano con mucho calor y pocos turistas en la capital provincial

Temperaturas elevadas y pocos turistas es el balance de la primera quincena de enero en la capital entrerriana, confirmó a AIM el presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Paraná (Aehgp), Marcelo Barsuglia, quien confirmó que el porcentaje de plazas ocupadas fue del 58 por ciento. “Es un término medio; lo bueno hubiera sido el 100 por ciento, pero esta no es una fecha donde la gente venga a vacacionar”, explicó.

Playas: más locales que visitantes en Paraná.

En diálogo con este Agencia, Barsuglia admitió que si bien fue bajo el porcentaje de ocupación en Paraná, “este número está relacionado con la instancia de veraneo. Paraná no refleja nunca una ocupación importante en la temporada estival, ya que hay otros lugares que son más atractivos y la gente prefiere esos destinos, tales como los ubicados cerca del mar o en las sierras”.

Para Barsuglia, “es de esperar que no venga gente porque esta no es la temporada alta para Paraná. Sabemos que por historia, el turismo en esta ciudad empieza a moverse un poco más a partir de la segunda quincena de enero y febrero”. Para sostener estos dichos comentó que “tenemos muchas consultas y somos optimistas”, insistió.

El turista también gasta en excursiones
Barsuglia  señaló que el turismo implica un movimiento económico importante para Paraná y “según un relevamiento que realizamos el año pasado junto con la municipalidad,  cada turista gasta aproximadamente unos 200 pesos diarios”. El dirigente aclaró que “este dato surge de la gente que se aloja en los hoteles de la ciudad”, y no en otros lugares.

El turista también gasta en excursiones.

En tal sentido, explicó que “entre los gastos que efectúan los turistas se incluyen la comida, el alojamiento, la compra de artesanías –sobre todo en las fechas que tenemos eventos como la Feria de Emprendedores de este fin de semana, excursiones, combustible o pasajes”.

“La gente que nos visitó en la primera quincena de enero no es la que viene en Semana Santa, o la que estuvo en la Fiesta de Disfraces el año pasado, pero lo que sí sabemos es que aquel que vino una vez, siempre retorna”.

En la provincia
AIM constató que otras ciudades entrerrianas tuvieron un buen inicio de temporada, y convocaron una gran afluencia de visitantes locales y turistas de otras provincias que eligieron las playas, balnearios, lagos y arroyos de Entre Ríos para vacacionar.

Además de los alojamientos tradicionales, las  unidades de acampe también sumaron un alto índice de ocupación, siendo esta época del año el momento elegido por los amantes del camping y la vida al aire libre.

A esto debe sumarse las fiestas populares nacionales y provinciales, que también tuvieron un destacado protagonismo como atractivos convocantes.

 

Compartir articulo