Recibi las noticias en tu correo

Fuerte desaceleración de la industria en el inicio de 2012

En enero, la producción de manufacturas subió apenas 2,2 por ciento en relación con igual período de 2011. El sector automotor mostró una caída de 9,6 por ciento.

Fuerte desaceleración de la industria en el inicio de 2012.

Como consecuencia de la brusca caída en la fabricación de automóviles, que alcanzó en enero 9,6 por ciento, la producción industrial registró en el primer mes del año un magro crecimiento del 2,2 por ciento, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Los datos oficiales muestran una caída de la producción del 1,5 por ciento respecto a diciembre pasado y precisan que la utilización de la capacidad instalada de las fábricas, que en enero llegó al 67,6 por ciento, 
fue la más baja de los últimos 
24 meses. De acuerdo con los datos oficiales, habría que remontarse hasta enero de 2010, a la salida de la crisis de 2009, cuando las fábricas trabajaban al 66,6 por ciento de su capacidad total.

La menor actividad es atribuible, entre otros aspectos, a las dificultades que han tenido las empresas durante el primer mes del año para importar insumos, piezas y repuestos para maquinarias.

La industria alimentaria, que es la que refleja el nivel de consumo popular mínimo de toda economía, apenas tuvo un crecimiento de uno por ciento, en relación con igual mes del año pasado. En este caso, la producción de yerba mate, te y otras infusiones disminuyeron un 16 por ciento, una marca que se compensó con una suba del 15 por ciento en la producción de lácteos.

La industria textil se contrajo 10 por ciento, en general, con picos de caída del 28,8 para el caso de las fibras sintéticas y artificiales.

La industria del papel y cartón, otro indicador de escenario de una economía, no creció, ya que sólo muestra un avance del 0,2 por ciento. La refinación de petróleo bajó 4,6 por ciento.

Sustancias químicas mostró un crecimiento del 3,4 por ciento, en tanto que la producción de caucho subió 0,4, pero con una caída del 7,9 en la fabricación de neumáticos.

La fuerte caída que exhibió la actividad en las terminales automotrices impactó en el indicador general de la industria. El nivel de actividad en las empresas fabricantes de automóviles fue 29 por ciento inferior a la registrada en diciembre de 2011, y 9,6 por ciento más baja a la de enero de ese año.

Como consecuencia de este impacto, la industria automotriz quedó reducida a tan sólo el 41,4 por ciento de su potencial.

Las refinerías de petróleo, que en enero trabajaron al 82,5 por ciento de su capacidad, están cuatro puntos por debajo de igual mes de 2011.

La menor actividad industrial en el inicio del año ha demostrado que los sectores que la conforman tienen una alta dependencia de insumos, equipos, bienes de capital y piezas importadas.

La encuesta cualitativa que realiza el Indec entre empresarios indica que para el 82 por ciento de los consultados la capacidad instalada de sus fábricas no cambiará, para el cinco por ciento bajará y tan sólo 11,5 por ciento cree que subirá.

Compartir este artículo