Recibi las noticias en tu correo

Disidentes cubanos ocupan iglesia habanera ante la visita del Papa

Los trece disidentes que ocupan desde el martes un templo católico de La Habana se resisten a abandonar su encierro y piden que la Iglesia católica actúe de mediadora para establecer un diálogo entre el Gobierno de Cuba, la oposición interna y movimientos del exilio.

El Papa llega a La Habana.

En contacto telefónico con Efe, Vladimir Calderón, uno de los disidentes que se encuentra en el interior de la iglesia, explicó que el encierro no pretende “empañar” la inminente visita del papa Benedicto XVI pero sí quieren aprovechar para hacer visibles sus demandas.

Calderón, que dice ser director ejecutivo de un grupo llamado Partido Republicano de Cuba, explicó que la petición del grupo es que la Iglesia católica medie en la apertura de un diálogo entre el Gobierno y la oposición interna así como con algunos movimientos del exilio para propiciar una apertura democrática en el país.

Tras conocerse el encierro de estos disidentes, la Iglesia católica cubana denunció que la protesta responde a una estrategia preparada en varias provincias del país para crear “situaciones críticas” a medida que se acerca la visita papal.

En un comunicado divulgado el miércoles y que publica el diario oficial Granma (órgano oficial de Partido Comunista cubano), el Arzobispado de La Habana calificó este encierro de acto “ilegítimo e irresponsable” y advirtió que “nadie tiene derecho a convertir los templos en trincheras políticas”.

Vladimir Calderón confirmó que la idea era llevar a cabo este tipo de encierros en otros puntos del país (que finalmente no se han concretado) en coordinación con otros grupos disidentes pero que ello no supone que estén en contra ni de la Iglesia ni del papa.

Insistió en que la protesta se realiza en nombre “del reconocimiento a la oposición cubana” al tiempo que recordó la labor de mediación que la Iglesia católica hizo en otros momentos históricos en países como Chile, Polonia o Yugoslavia.

Sobre su situación en el interior del templo, donde el grupo va a cumplir hoy 48 horas de encierro, Calderón y otro de los disidentes destacaron que el párroco Roberto Betancourt los ha atendido “muy bien” aunque tiene prohibido, según dicen, que suministre alimentos al grupo, de manera que llevan sin comer desde el mediodía de ayer.

Entre los disidentes que realizan el encierro hay personas mayores como un hombre de 84 años, así como dos diabéticos, según dijo Calderón.

Católicos cubanos, más del 60 por ciento, según el gobierno

Los católicos en Cuba representan el 60.19 por ciento de la población, según datos facilitados por el Vaticano con motivo de la visita del 23 al 28 de marzo de Benedicto XVI a ese país y a México.

Cuba cuenta con 11,242 millones de habitantes y en ese país también existen pequeñas comunidades de protestantes y ortodoxos.

Un gran número de cubanos -que algunas fuentes fijan ente el 70 y 80 por ciento de la población- sigue alguna practica religiosa afrocubana, conocida como “santería”.

Compartir este artículo