Recibi las noticias en tu correo

Modesta evaluación en el desempeño ambiental de Argentina

Por Norberto Ovando (*). Especial para AIM.- Si bien mejoramos en relación a la evaluación de 2010, el Estado no está haciendo esfuerzos suficientes para preservar efectivamente el patrimonio natural, situación que puede convertirse en un freno para el logro de metas de crecimiento económico, incluso podría acentuarse la pobreza.

Ecosistemas contaminados, una realidad vigente. Foto: Victoria Comba.

Las Universidades estadounidenses de Yale y Columbia publicaron el Índice de Desempeño Ambiental 2012 (Environmental Performance Index -EPI en inglés) que evalúa y clasifica a 132 países del mundo en su esfuerzo por mantener un ambiente saludable.

El EPI es un método para medir el desempeño de los gobiernos nacionales en relación con las políticas ambientales y se calcula en base a dos grandes objetivos de política ambiental: salud ambiental y vitalidad de los ecosistemas, de los cuales nacen 25 indicadores como el agua y los efectos sobre los seres humanos; la contaminación del aire y el efecto del ambiente en las enfermedades; y la vitalidad de los ecosistemas que se mide en base a variables forestales de pesca, agricultura, cambio climático, biodiversidad y contaminación del aire, agua y suelo.

La publicación profundiza en las relaciones que existen entre las temáticas de la salud, la mortalidad infantil, las emisiones de dióxido de carbono, la deforestación, la disponibilidad de agua y la protección de hábitats, con el medio ambiente y la manera en la que la respectiva institucionalidad los ha atendido.

Conservar la biodiversidad
Lo más relevante de un país es sin duda la naturaleza por sobre la misma obra del hombre. Del buen o mal uso de los recursos naturales disponibles hoy, dependerán las generaciones venideras.

Según un nuevo informe que publicó el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) revela que el 80 por ciento de los consumidores dejaría de comprar a fabricantes que no hacen consideraciones éticas en la obtención de materias primas. Los líderes empresariales están preocupados por las pérdidas de “capital natural” y biodiversidad de los países en desarrollo.

Pavan Sukhdev, responsable del Economía de los Ecosistemas y la Biodiversidad (Teeb) y ex director de la Iniciativa para la Economía Verde del Pnuma indicó que “la importancia económica de la biodiversidad y los ecosistemas está emergiendo desde lo invisible”.

 

Pavan Sukhdev y Norberto Ovando / Foto Lif.

 

Cada día, utilizamos materiales de la tierra en forma gratuita sin pensar, seamos más cuidadosos con lo que usamos y lo que perdemos. “El problema, destacó el experto, es que el tiempo se acaba para la naturaleza. El ritmo de los cambios necesarios para una conservación sustentable se mueve más rápido que los cambios de políticas gubernamentales e industriales”.

Ubicación
Nuestro país se encuentra en un modesto puesto 51, un punto medio según la evaluación dada por el EPI, con un puntaje de 51,3, contra el puntaje máximo de 100. Si bien mejoramos 20 puntos, en relación al año 2010, consideramos que deberíamos haber avanzado mucho más.

AMÉRICA LATINA / EL CARIBE

Índice de desempeño ambiental

 

País

Puesto

Puntaje*

Costa Rica

5

69.0

Colombia

27

62.3

Brasil

30

60.9

Ecuador

31

58.4

Nicaragua

35

59.2

Panamá

39

57.9

Uruguay

46

57.0

Cuba

50

56.4

Argentina

51

51.7

Venezuela

56

53.4

Chile

58

55.3

Bolivia

62

54.5

Jamaica

63

54.3

Honduras

71

52.5

Rep. Dominicana

72

52.4

Paraguay

73

52.4

El Salvador

75

52.0

Guatemala

76

51.8

Perú

81

50.2

México

84

49.1

Trinidad y Tobago

96

47.0

Haití

118

41.4

Los cinco países más verdes del mundo
1. Islandia, puntaje 93.5. La gente de Islandia utiliza la energía geotérmica muy bien, mientras que la fuente de calor es el hidrógeno.

2. Suiza, puntaje 89.1. El gobierno ha impuesto una cuota para la disposición de la basura del país y la gente está muy interesada por la ecología.

3. Costa Rica, puntaje 86.4. (Se han fijado la meta de convertirse en carbono neutral para el 2021 ).  La tierra sufrió la deforestación durante años con el fin de hacer espacio para la agricultura, pero ahora uno de sus principales objetivos es la reforestación del país, se plantaron más de cinco millones de árboles durante los últimos cinco años.

4. Suecia, puntaje 86.0. Lo que los puso tan alto en la lista, es el hecho de que están en fase avanzada de la ejecución del plan para la eliminación de los combustibles fósiles para el año 2020. El gobierno sueco también está tratando de utilizar muy bien los bosques y el aserrín de la madera se usa para la generación de calor.

5. Noruega, puntaje 81.1. El Estado de Noruega y su gente, están haciendo grandes esfuerzos para convertirse en carbono neutral hasta 2030, aunque es un país orientado a la exportación de petróleo. El combustible diesel será más caro que los combustibles ecológicos y habrá estímulos para utilizar estos últimos.

Para mejorar
Para mejorar nuestro Índice de Desempeño Ambiental (EPI), deberíamos tomar estas medidas urgentemente:
-Desarrollar la sustitución de las energías tradicionales por fuentes renovables y limpias   de energía.

-Reducir las Emisiones Nacionales por Deforestación y Degradación de Bosques para así fortalecer la calidad ambiental de vida de los habitantes del país.

-Impulsar acciones para dotar a las áreas de Conservación, de los Recursos Humanos y Financieros que requieran, en beneficio de la protección del aire, agua, suelo y vegetación.

-Realizar un inventario de todas las aguas superficiales, acuíferos, áreas de recarga acuífera, nacientes, glaciares y zonas periglaciares.

-Implementar un Programa Nacional de Calidad Ambiental que permita el monitoreo, vigilancia, control y regulación de los recursos ambientales (aire, suelo, agua, biodiversidad, paisaje), y

-Propiciar la gestión de la prevención de desastres por causa de amenazas meteorológicas, geológicas y derivadas del aprovechamiento minero.

Conclusión
La mayor amenaza que tiene Argentina y la mayoría de países en Latinoamérica es el impacto que el cambio climático puede generar en el ambiente, lo que hace necesario considerar medidas preventivas antes de que se provoquen daños serios en los ecosistemas.

Norberto Ovando (*) es presidente de la Asociación Amigos de los Parques Nacionales (Aapn). Experto de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas (Wcpa) de la Uicn y de la Red Latinoamericana de Áreas Protegidas (Relap).

Compartir este artículo