Recibi las noticias en tu correo

El futuro promisorio de la acuicultura

“La Argentina está mucho más avanzada de lo que creíamos, pero no es un líder mundial de la acuicultura… todavía”, dijo Jesse Trushenski, experta en nutrición de la Southern Illinois University Carbondale, de los Estados Unidos.

Junto con su colega Brian Small, recorrieron el noreste del país para conocer emprendimientos de cría de peces en estanques y participaron, esta mañana, de una reunión organizada por la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados de la Nación.

El encuentro contó con la participación del presidente de la comisión, el diputado nacional Luis Basterra, la secretaria de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar del Ministerio de Agricultura de la Nación, Carla Campos Bilbao, la directora de Acuicultura de esa cartera, Laura Luchini, el presidente de Acsoja, Miguel Calvo, el coordinador del área estratégica Agroindustria del Inta, Cristiano Casini, representantes del Clúster Acuícola del NEA, entre otros.

La reunión se continuó en las oficinas centrales del Inta, donde Gabriel Delgado y Héctor Espina, a encargado de la dirección nacional momentáneamente y el secretario legal y técnico, respectivamente, recibieron a la comitiva y mantuvieron una reunión para acordar líneas de trabajo conjuntas en el corto plazo. Allí participaron por el Inta la coordinadora nacional de Investigación y Desarrollo, Norma Pensel, la directora y del Instituto Tecnología de Alimentos, Alejandra Ricca, el coordinador de Procesamiento Industrial de ese instituto, Sergio Vaudagna, la gerente de Relaciones internacionales, Cristina Arakaki y los especialistas Herman Hening, Antonio Melgarejo y Víctor Scribano.

Para el diputado, “la acuicultura argentina tiene una realidad concreta y un futuro increíble” y destacó la importancia de ese espacio para “dar un abordaje integral a una actividad que puede generar proteínas de altísima calidad y fortalecer la soberanía alimentaria y la economía regional”.

“La Argentina tiene todos los recursos que requiere la acuicultura, además de los conocimientos y tecnologías provenientes de sus organismos técnicos, la academia, funcionarios públicos y productores”, expresó Trushenski, para quien esta actividad permite explorar múltiples formas de negocios: “Nuestros productos siempre tendrán mercado, la demanda ya está y es creciente por la mayor población mundial”.

Por otra parte, durante la reunión se presentaron casos de éxito como el de la empresa arrocera San Carlos, de la provincia de Chaco, que complementó su la producción arrocera con la cría de pacú en un sistema que aprovecha la infraestructura ya instalada para el cultivo bajo riego.

Compartir este artículo