Recibi las noticias en tu correo

Moreno de tiempos antiguos, de la virgencita a Gardel

Ingresar al despacho de Guillermo Moreno, el secretario de Comercio, puede asemejarse a la sensación de haber entrado en el túnel del tiempo, a juzgar por el particular estilo que le impuso el funcionario a la decoración de la oficina, que luce atiborrada de carpetas y papeles por donde se mire.

Ubicada en el segundo piso de la Secretaría de Comercio, el histórico edificio que da sobre la avenida Diagonal Sur, la oficina en la que suele transcurrir sus días Moreno también está plagada de imágenes religiosas. El funcionario es devoto de la Virgen y de algunos santos, entre ellos San Benito y San Jorge, que en la jerga eclesiástica son considerados como protectores contra “el mal”.

Moreno trabaja rodeado de advocaciones de la Virgen de Salta (tiene dos imágenes), aunque el despacho está dominado por la presencia de una antigua y llamativa virgen coronada, vestida de blanco y con un largo rosario colgando. Por si fuera poco, sobre un mueble se puede ver un crucifijo de gran tamaño.

Eso sí, el secretario de Comercio no está solamente “pertrechado” con imágenes religiosas. También cuenta con una foto de Evita y otra de Carlos Gardel. El único vestigio de modernidad lo refleja un plasma rodeado de parlantes, que contrasta con un viejo fax y un mapamundi antiguo colgado de una pared.

Compartir articulo