Recibi las noticias en tu correo

Asambleas docentes reclaman respuestas para los trabajadores

En las asambleas realizadas en el marco de la Jornada de debate convocada por la seccional Paraná de Agmer,  trabajadores  docentes de María Grande  y de la zona se concentraron en la filial gremial local, para reafirmar  “la necesidad reclamar a los gobiernos nacional y provincial, respuestas para los trabajadores, y articular fuerzas entre todas las bases de CTA y CGT para resistir, aunque de ninguna manera permitir que alguna conducción gremial use las necesidades y justos reclamos para especulaciones político-partidarias, y menos con los siempre predispuestos ‘lobos políticos disfrazados de buenas abuelitas’”, confirmó a AIM el secretario General de la entidad mariagrandense, Mauricio Castaldo.

Asambleas docentes en Maria Grande reclamas respuestas inmediatas para los trabajadores.

En dialogo con esta Agencia, el secretario General de la filial María Grande explicó que en las asambleas se plantearon,  analizaron y  debatieron “gran cantidad de temas. Frente al paro nacional programado por CTA y CGT para éste 15 de mayo, los docentes plantearon tener consignas propias de lucha, reafirmando la independencia política y la unidad de acción en la pluralidad de los trabajadores y los sindicatos frente a las especulaciones de conducciones sindicales, como la CGT encabezada por Hugo Moyano”.

El docente reafirmó la necesidad de avanzar con un reclamo contundente de todos los trabajadores a los gobiernos nacional y provincial, y a todos los sectores patronales, y de articular fuerzas entre todas las bases de CTA y CGT, pero de ninguna manera permitir que alguna conducción gremial use las necesidades y justos reclamos de los trabajadores para especulaciones político-partidarias, y menos para especular con los siempre predispuestos “lobos políticos disfrazados de buenas abuelitas”.

Algunos de los reclamos y reivindicaciones planteados por los trabajadores en las asambleas, apuntando al paro nacional como así también a la campaña por las elecciones legislativas que se vienen, son: reapertura de las negociaciones por un mayor aumento salarial, control político y económico, antimonopólico, de la inflación y de las especulaciones por una devaluación, universalización y actualización de las asignaciones familiares sin tope, blanqueo del fondo de incentivo y devolución federal de fondos de la Nación a la Provincia en forma de adicionales federales al básico, defensa de las jubilaciones, eliminación del impuesto a los salarios tomados falsamente como ganancias, devolución de los descuentos ilegales por día de paro, y mayor presupuesto para educación y salud, entre otras cuestiones fundamentales.

Por supuesto, “no deja de estar dentro del planteo de los docentes la necesidad de una acción de lucha de la Ctera”, aclaró Castaldo y “planteó con fuerza levantar públicamente y más que nunca éstos reclamos de los trabajadores y exigir respuestas a todas las fuerzas político-partidarias. Se debatió también el sentido y la complejidad de cada protesta y movilización social, incluyendo los cacerolazos como parte del debate y se ratificó la libertad de acción para cada trabajador, sin abandonar el debate político, ideológico y sindical como trabajadores”.

Dentro de la crítica a los “lobos políticos oportunistas”, Castaldo se refirió al macrismo,  “que convocó a cacerolear ‘por la justicia’, y a las pocas horas estaba dando muestras de más o peor de lo mismo, ordenando reprimir a los trabajadores en el Borda. La posición de Agmer María Grande es que la unidad de acción, paso a paso, de las redes construidas desde abajo por los trabajadores y el pueblo, con paros, piquetes, cortes y cacerolas, no tengan padrinos políticos ni pescadores oportunistas que terminan liquidando una fuerza social que nunca debe perder su autonomía.

El dirigente manifestó que en las asambleas  se habló de la preocupación de los trabajadores “por avanzar en el logro de las viviendas y en la concreción de algunas iniciativas gremiales como la del derecho de los trabajadores-padres a tener el permiso para asistir a las reuniones de padres en las escuelas”.

Política educativa y soberanía pedagógica
Se discutieron también, y como siempre, las resoluciones de la política educativa oficial, como la de no aplazar con nota de uno en primer trimestre, y se volvió a plantear la necesidad de separar los debates sobre formación y actualización pedagógicos, con la cuestión de algunos bajos rendimientos escolares y con los índices de repitencia y deserción. “Los docentes y Agmer siempre han puesto en debate la formación, la capacitación y la necesidad de construir soberanía pedagógica y descolonizar el conocimiento, como parte de la lucha, pero los problemas sociales, que son problemas políticos, que son consecuencias sociales de las políticas hegemónicas, desbordan los debates y prácticas pedagógicos”.

En cualquier caso, dijo Castaldo, “la actualización pedagógica no puede caer nunca en demagogia pedagógica y en mayor recorte de la enseñanza y la exigencia. Y tampoco, la capacitación pedagógica podrá hacer milagros sin mayor compromiso educativo del Estado, de la sociedad y de los padres con una escolaridad entendida más allá de una acción social. Además, la escolaridad no puede hacer todo si no se la acompaña con cambios políticos, sociales y culturales estructurales”.

Con el objetivo de construir soberanía pedagógica, política y cultural en las escuelas y en la sociedad, “se puso en debate las fechas patrias, y especialmente la que se viene el 25 de Mayo, reafirmando la necesidad de investigar y superar los discursos tradicionales y las lógicas ideológicas dominantes sobre éstas fechas. Y se ratificó  que la liberación de los pueblos de Nuestra América se dio y se dará que las multitudes populares multicolores concientizadas y movilizadas en la lucha, y no firmando un acta contradictoria en el Cabildo de Buenos Aires o en cualquier lugar del poder”.

Compartir articulo