Recibi las noticias en tu correo

Oklahoma/ Brutal tornado dejó hasta ahora 37 muertos

Varias personas murieron este lunes a causa de un gigantesco tornado de más de tres kilómetros de diámetro en el área sur de Oklahoma City (Oklahoma) que arrasó a su paso numerosas casas y algunas escuelas, según los primeros recuentos de los medios.

Estado en el que quedaron los autos al paso del tornado. Foto: Reuters

La oficina del médico legista de Oklahoma reportó que 37 personas murieron por el tornado. La portavoz Amy Elliot dijo que es previsible que la cifra de víctimas aumente.

Las imágenes captadas por la televisora local KFOR muestra la devastación causada por el tornado, con casas y escuelas seriamente dañadas, mientras los equipos de emergencia buscan a los supervivientes y a posibles víctimas y heridos.

Se teme, además, que haya personas atrapadas entre los escombros.

El Centro de Predicción de Tormentas de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por su sigla en inglés) ha señalado, en sus primeras estimaciones, que se trató de un tornado de categoría EF4, la segunda máxima, con vientos de hasta 320 kilómetros por hora.

Las imágenes de KFOR muestran kilómetros y kilómetros de zonas residenciales completamente arrasadas y en las que en muchos de los hogares se han declarado incendios que siguen activos, especialmente en los núcleos de población de Newcastle y Moore, ambos al sur de Oklahoma City.

Uno de los expertos de la NOAA, Bill Bunting, afirmó a la CNN: “Esperamos que todos los ciudadanos hayan atendido las alarmas, pero es una zona muy habitada y tememos que no a todos les haya llegado el aviso”.

Por su parte, la Casa Blanca emitió un comunicado en el que indica que el presidente estadounidense, Barack Obama, se encuentra siguiendo la información “estrechamente” a través de su asistente para Seguridad Nacional, Lisa Monaco.

El inmenso tornado se produjo apenas unas horas después de que la pasada madrugada otros sacudieran el estado y se cobraran la vida de por lo menos dos personas, además de dejar casi una treintena de heridos y unas trescientas casas destruidas.

Estos días fuertes tormentas sacuden la región central de EE.UU., sobre las que se abaten los tornados, y la alerta de las autoridades se extiende por una vasta área que comprende desde Texas (al sur) hasta la zona de los Grandes Lagos (norte).

La Noaa emitió hoy nuevas alertas de tornados en la región, especialmente para Arkansas, Kansas, Oklahoma y Misuri.

Agencias EFE, AP, AFP y DPA.

Compartir este artículo