Recibi las noticias en tu correo

Estudian la inmortalidad en niña que no envejece

Gabby Williams tiene 8 años, pero por una extrañísima condición, parece una recién nacida. Los científicos creen que en sus genes se esconde el secreto de la eternidad. Hay otros pocos casos en el mundo de gente que padece esta rara enfermedad.

La niña que no envejece.

Aunque tiene 8 años, su piel y cabello son como de un bebé recién nacido: para Gabby Williams, de Montana, el tiempo no pasa, es un caso que asombra al mundo.

Sus padres están preocupados porque la enfermedad de la niña es tan rara que ni siquiera tiene nombre. No puede alimentarse por sí sola, ni hablar, ni caminar y sólo pesa 11 libras.

La ciencia está interesada en descifrar la clave genética de su condición, sobre todo el Doctor Richard Walker, de la Universidad de Sur de Florida, quien se especializa en la investigación del proceso de envejecimiento.

“La niña que nunca envejece podría tener la clave de la “inmortalidad biológica”, dijo el investigador, quien explicó que la inercia de desarrollo o los cambios fisiológicos, son vitales para el desarrollo humano.

Su madre, Mary Margret Williams, dijo a ABCNews que Gabby no ha cambiado mucho con los años. De hecho, su piel es todavía como de bebé, y su cabello sigue siendo de textura fina. “Además, ella ha crecido muy poco”, declaró.

Pocos casos en el mundo

El caso de Gabby se verá en un programa especial de TV que mostrará también a otras personas con enfermedades misteriosas que tienen frenado el proceso de envejecimiento. Por ejemplo, un hombre de Florida de 29 años, tiene la apariencia de un niño de 10 años, y una mujer brasileña de 31 años, todavía se ve como una niña pequeña.

“Cuando nos vamos desarrollando, todas las piezas de nuestro cuerpo se unen, cambian y están coordinadas. De lo contrario, sería un caos. Sin embargo, el cuerpo sigue cambiando una vez que alcanza la madurez, y no hay manera de detener el proceso”, declaró el investigador.

Walker dijo que cree haber encontrado uno de los genes responsables de la inercia de desarrollo, que estarían emparentados con el de los procesos que generan la demencia y el Alzheimer .

Él piensa que las mutaciones están en los genes reguladores del segundo cromosoma X femenino. “Si pudiéramos identificar el gen y luego en la edad adulta frenar la expresión de la inercia del desarrollo, se podría hablar de inmortalidad biológica”, señaló.

Aunque eso no significa que no contraigan enfermedades, o tengan accidentes, sólo que al envejecer, las personas se podrían mantener física y funcionalmente más capaces”, concluyó.

Según el último estudio, a los 45

Un estudio del Hospital Paul-Brousse de París, publicado en enero de 2012, señala que el declive mental comienza desde los 45 años. Sin embargo, hay muchos casos de personas que con décadas más, aún poseen mentes lúcidas y siguen realizando valiosos aportes: inventan, lideran y sorprenden a la humanidad.

 

¿A qué edad envejecemos?

Los estudios más recientes sugieren que la memoria, el razonamiento y la comprensión pueden comenzar a declinar desde los 45 años.

Estos hallazgos contradicen la creencia popular de que el declive mental no comienza antes de los 60 años, dicen los investigadores.

“La función cognitiva en los adultos sanos normales comienza a declinar antes de lo que se pensaba. Pudimos mostrar un robusto declive cognitivo en individuos de 45 a 49 años”, aseguró la autora del estudio, Doctora Archana Singh-Manoux, del Hospital Paul-Brousse, en París.

 

 

Compartir este artículo