Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Marcha de antorchas en reclamo de reivindicaciones históricas

Trabajadores de la educación, militantes sociales,  integrantes de comunidades educativas y familias, protagonizaron este viernes una marcha de antorchas por el centro de la capital entrerriana, para mostrar a visitantes y ciudadanos que “la situación educativa en Entre Ríos es muy complicada, por la falta de condiciones para enseñar y aprender”, confirmó a AIM la secretaria General de la seccional Paraná de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), Alejandra Gervasoni.

La marcha de antorchas, en la plaza 1º de Mayo, donde se realizó una asamblea. Foto: AIM

La marcha de antorchas, en la plaza 1º de Mayo, donde se realizó una asamblea. Foto: AIM

La concentración comenzó a gestarse pasadas las 19, en la sede gremial de Laprida 136, donde de a poco se fueron arrimando, a pesar del frío, docentes, militantes sociales de la CTA Paraná, trabajadores, integrantes de ONG´s, y familias que, antorchas en mano, decidieron acompañar la marcha para darle “un fuerte mensaje al sector político y a la justicia”.

El reclamo se concentró básicamente en la situación de la infraestructura edilicia, declarada ayer por el congreso de Agmer “en estado de emergencia”. Los testimonios, marcados sobradamente en cada una de las movilizaciones anteriores, se mostraron esta noche con mayor énfasis. Así, las escuelas Berduc, Scalabrini Ortiz, Jauretche, Pueyreddon, estuvieron presentes con sus comunidades educativas. En la intersección de Peatonal San Martín y Urquiza, se realizó una asamblea donde los protagonistas visibilizaron los reclamos.

“A pesar de los fallos de la justicia y de las ineptitudes de los funcionarios, que pretenden acallar el reclamo de los trabajadores de la educación, seguiremos nuestra lucha en la calle, en reclamo de mejores salarios, infraestructura edilicia adecuada, mobiliarios, partidas de limpieza, partidas dignas para comedores, material didáctico, y tantas otras cuestiones básicas y necesarias  para que se cumpla el derecho humano de enseñar y aprender”, dijo Gervasoni.

Carmen, docente de una escuela ubicada fuera del ejido urbano, explicó a esta Agencia que “el hartazgo de los trabajadores ya no tiene límites. La gente está cansada, harta de que le mientan y de que no le alcance la plata para sus gastos mínimos. Ni siquiera pensamos en una cuestión de salud, o lo que sería mejor, de la posibilidad de vacacionar”.

La movilización, acompañada por los tradicionales cánticos que identifican al sector más combativo de Agmer, marchó por las calles de la ciudad y culminó en la plaza 1º de Mayo, donde terminó con un cerrado aplauso y un:  ¡arriba los trabajadores!

Comparte este articulo