Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Maimónides, sabio de Sefarad

Se cumplirá otro aniversario de la muerte de Rabí Moshé Ben Maimón, Maimónides, filósofo, teólogo y médico judío sefardí nacido en Córdoba, España, y muerto en Egipto el 13 de diciembre de 1204.

Rabí Moshé Ben Maimón, Maimónides, filósofo, teólogo y médico judío sefardí.

Rabí Moshé Ben Maimón, Maimónides, filósofo, teólogo y médico judío sefardí.

Maimónides fue una de las mayores figuras del espíritu y pensamiento hebreo de España, país que los judíos llamaban Sefarad, de donde deriva el nombre de “sefarditas” que todavía tienen los de ese origen.

Siendo niño abandonó España junto a su familia. Su infancia estuvo marcada por las migraciones permanentes; debió escaparse de los peligros que amenazaban a las comunidades judías.

A la edad de 25 años se estableció junto a su familia en Fez, ciudad en el norte de África.

Realizó estudios tradicionales judaicos con su padre, quien era juez y erudito en la jurisprudencia legal judía. No sólo obtuvo un amplio conocimiento de los textos tradicionales judaicos, sino también en las ciencias filosóficas, siendo la filosofía árabe aristotélica medieval la que influyó en él más profundamente.

Dentro de sus estudios científicos se especializó en medicina, llegando a ser un renombrado médico.

En 1168 se estableció en Egipto como representante de la comunidad judía local activando como líder de la comunidad y simultáneamente fue nombrado médico personal del visir Al Fadil, a quien Saladino dejó a cargo cuando conquistó Egipto.

Su persona y su obra figuran entre las fundantes en la jurisprudencia legal, en la filosofía judía y en la literatura rabínica.

Escribió una obra juvenil hacia el año 1168 (fecha en que la termina: la inició hacia 1158 ó 1161) llamada Peirush Hamishnaiot (Comentario a la Mishná) o Sefer HaMahor. Lo publicó en árabe con el título de Sirah Luz).

Se propuso presentar en forma sistemática el contenido de la Mischná y ofrecer una introducción al estudio del Talmud. Para Graetz, Maimónides fue el primero en aplicar, a los estudios talmúdicos, un criterio científico.

Entre 1170 y 1180 emprende el compendio de la Halajá (ley judía) llamado Mishné Torá, también conocido como Iad Hazaká (mano fuerte). Constituye un prodigio de organización, de depuración de las disposiciones contenidas en el Talmud.

El mismo recopila la ley oral elaborada durante varias centurias. Se exponen en él opiniones de sabios de distintas épocas a veces controvertibles y resultaba difícil al hombre común categorizar, dar valor a cada opinión y estudiar la pertinencia de cada sentencia.

Maimónides, en los catorce libros que componen su obra, ofrece un extracto ordenado de las prescripciones bíblicas y talmúdicas; las clasifica y fundamenta, categoriza y simplifica.

Hacia 1190 termina su Guía de los Descarriados, obra de filosofía racionalista aristotélica con fundamento en la Torá.

En este libro pone de manifiesto su fidelidad al judaísmo, su amplia versación, su coraje en el libre ejercicio de la razón. Muchos judíos estaban entusiasmados con la filosofía árabe aristotélica y menospreciaban los conocimientos bíblicos: a ellos, fundamentalmente, estaba dirigido la guía que es, sobre todo, un libro de teología, de metafísica y de ética.

En su obra médica se destaca los tratados sobre el asma, venenos, vida saludable, vida sexual, colección de aforismos médicos.

Comparte este articulo