Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Maimónides: judíos, cristianos y musulmanes

Se cumplirán el 30 de marzo 809 años del nacimiento del médico y filósofo judío Moses ben Maimón, conocido como “Maimónides” entre los cristianos y como Ibn Maymún entre los árabes, en la ciudad entonces musulmana de Córdoba, en Andalucía, España.

Maimónides, judío español en el Islam.

Maimónides, judío español en el Islam.

Estos tres nombres de la misma persona revelan la posibilidad, en su tiempo y lugar, de convivencia armónica de árabes, judíos y cristianos, hoy puesta en entredicho por frecuentes conflictos armados en Medio Oriente, territorio estratégico que pretende ser controlado por las grandes potencias y sus aliados locales.

Abu Imram ben Maymún ibn Abdalá, como lo llamaban sus contemporáneos musulmanes, escribió obras que se usan para ilustrar sobre la filosofía árabe de su tiempo, en que era posible la convivencia entre cristianos, árabes y judíos.

En Fez, donde se radicó con su familia, Maimónides estudió la Biblia y sus comentarios, medicina, astronomía, matemáticas, en general toda la ciencia vigente.

Luego de largos peregrinajes que incluyen su estancia en Alejandría y en Palestina, se instala la familia en Fustat, antigua ciudad cercana a El Cairo. Allí se dedica a la profesión de médico. La fama le llegará muy lentamente. En 1185 es nombrado médico oficial del visir Al Fadil, y poco a poco, su figura se convierte en legendaria.

Maimónides recibe consultas de diverso tipo procedentes de comunidades de distintos países de Oriente y de Occidente. Tales como cuestiones legales, interpretación de pasajes religiosos, problemas teológicos e históricos, incluso asuntos corrientes y de comportamiento.

A lo largo de su vida a Maimónides le llegan numerosísimas cartas con pedidos de ayuda y esclarecimiento y sus respuestas eran recibidas como pronunciamientos de la más alta autoridad.

Maimónides dirigió a su pueblo la “Guía para los descarriados”; pero la lengua en que vertió los frutos de su luminosa inteligencia fue el árabe.

Por eso los árabes de su tiempo, que gobernaban España, lo consideraban un “Honrado” título guardado especialmente para los descendientes de profetas.

La crítica y el revisionismo histórico moderno, no han sido justos aún con el período de Alandalus, al punto que la postergación y a veces la minimización de su incidencia en la historia de la humanidad, es una deuda que recae sobre los historiadores: “la España de las tres culturas es de tal magnitud, que sin ella no podría comprenderse el desarrollo de occidente. Porque el pensador judío o cristiano podría llevar a cabo su tarea en el ámbito musulmán.

En 1148 Maimónides debió emigrar de Córdoba por la llegada de los almohades, pero curiosamente, y un dato a investigar es el por qué de su emigración a Fez, que era justamente el centro político de esta dinastía. Posteriormente su vida transcurre en el califato fatimí de Egipto, llegando a ser médico personal de Saladino primero, hijo de Saladito el Grande

La perspectiva de monoteísmo en los credos abrahámicos, la concepción de la divinidad, denotan sin duda su origen en común. Cada religión posee sus propias expresiones, tanto desde el punto de vista de la adoración así como también rituales que le son propios y que definen las formas de su creencia. En su caracter de hombre religioso y exégeta de las escrituras, Maimónedes expresa enunciados en sus trece artículos de fe.

En filosofía, su fuente filosófica principal es Aristóteles, al que conoció a través de Avicena y Averroes.

De todos modos se opone al estagirita en aquellos puntos en que su filosofía es irreconciliable con la fe, como lo es su concepción de la eternidad del mundo, opuesta al creacionismo bíblico.

Como más adelante lo hará Tomás de Aquino (sobre quien Maimómides ejerció una notable influencia), afirma la posibilidad de demostrar la existencia de Dios valiéndose de la idea aristotélica del motor inmóvil.

También la demuestra por la existencia de un ser necesario y de una causa primera.

Su principal escrito filosófico, “Moré Nebujim” (Guía de descarriados) fue redactado originalmente en árabe, en 1200, y traducido al hebreo bajo su supervisión. Es una obra de gran envergadura, donde se abordan los principales problemas metafísicos, antropológicos y morales, siempre al servicio de la teología.

“Si alguien te afirma que tiene prueba de su propia experiencia de algo que necesita confirmar su teoría, aún cuando sea una persona de gran autoridad, seriedad y moralidad, deberás dudar, no dejes tu mente ser arrastrada por las novedades que te cuenta sino que examina cuidadosamente sus teorías y sus creencias así como debes hacer respeto a las cosas que declara haber visto; examina el asunto sin dejarte persuadir fácilmente.

Y esto que te digo es cierto, sea que la persona en cuestión fuera un notable o uno del pueblo. Porque una voluntad fuerte puede llevar a una persona a hablar erróneamente, especialmente en una discusión..”.

Maimónides, “un sefardi universal” según el libro de Mario Steiner, fue un hombre genial con un horizonte mental muy superior al de su medio y su tiempo. Quizá por eso se llevó bien con la comunidad judía a la que pertenecía. Cuenta la tradición que hicieron poner sobre su tumba la leyenda: “Aquí yace Moses ben Maimón, maldito hereje”.

En Buenos Aires, una universidad privada lleva su nombre como reconocimiento, a ocho siglos, de su verdadera estatura y significado.

Comparte este articulo

2 Respuestas a Maimónides: judíos, cristianos y musulmanes

  1. Pingback: InterLink Headline News 2.0 — Efemérides del Domingo 30 de Marzo de 2014

  2. Pingback: Maimónides: judíos, cristianos y musulmanes