Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Eliminan el secreto bancario (en el Uruguay)

El gobierno uruguayo remitió al Parlamento el proyecto que establece la caída del secreto bancario. La oposición advierte que es un tema “delicado”, ya que las instituciones financieras estarían obligadas a  informar a Impositiva sobre los saldos y rentas acreditadas en cuentas bancarias de residentes y no residentes.

 

El gobierno uruguayo remitió al Parlamento el proyecto que establece la caída del secreto bancario.

El gobierno uruguayo remitió al Parlamento el proyecto que establece la caída del secreto bancario.

Con la iniciativa, el Ejecutivo establece normas de convergencia con estándares internacionales en materia de transparencia internacional y de prevención de lavado de activos y financiamiento del terrorismo.

A través del proyecto de ley, el gobierno establece la regulación de la remisión de información a la administración tributaria en forma automática, correspondiente a los saldos y rentas de origen financiero que sus titulares tengan en entidades financieras con el objetivo de que la Dirección General Impositiva (DGI) pueda dar cumplimiento a sus cometidos, así como proceder al intercambio de información con autoridades competentes de Estados extranjeros en el marco de acuerdos o convenios internacionales ratificados por Uruguay y sus respectivos protocolos de entendimiento, que aseguren reciprocidad y confidencialidad.

Por otro lado, se establecen normas que procuran la identificación del beneficiario final de las entidades residentes en el país, así como de entidades no residentes que tengan un nexo suficiente con la República.

Otro de los aspectos de la nueva normativa del gobierno se refiere a las normas tributarias dirigidas a desestimular la utilización de entidades residentes domiciliadas, constituidas o ubicadas en los países de “baja o nula tributación o que se beneficien de un régimen especial de baja o nula tributación”.

En su exposición de motivos, el gobierno asegura que el proyecto de Ley “consagra una situación de equivalencia entre la información que se pondrá a disposición de fiscos extranjeros y la disponibilidad de la misma información por la administración tributaria nacional”.

Para la DGI uruguaya no habrá secreto de ninguna naturaleza. El artículo 17 dice que el secreto bancario, así como cualquier otra disposición que consagre un deber de secreto, reserva o confidencialidad, no será oponible a la DGI.

Por lo tanto, el secreto bancario, que ha sido una tradición uruguaya, una regla de juego muy estable, quedará abolido por los hechos y hay que tener mucho cuidado. Es un cambio de regla de juego para los inversores y para los depositantes que puede tener consecuencias.

Fuente: LR21, Uruguay

Comparte este articulo