Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Gremios en alerta por reforma laboral

El receso veraniego terminó rápido para el mundo laboral. La confirmación por parte del Gobierno de que avanzará en un paquete flexibilizador despertó a los sindicalistas. Carlos Acuña, de la Confederación General del Trabajo (CGT), y Pablo Micheli, de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), cuestionaron las iniciativas que impulsará el ministro Jorge Triaca.

Gremios en alerta por reforma laboral.

Gremios en alerta por reforma laboral.

La CGT reaccionó frente al paquete de reformas laborales que el Gobierno planea impulsar este año y prometió trabarlo en el Congreso. “Vamos a acudir a Diputados y al Senado para impedir que cualquiera de estas iniciativas avance. Esta película ya la vimos y sólo se trata de precarizar el trabajo para beneficiar más a los ricos”, le dijo Carlos Acuña, uno de los jefes del triunvirato de la CGT, en sintonía con los referentes de las dos versiones de la CTA. Las advertencias surgieron luego de que el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el secretario de empleo, Miguel Ángel Ponte, confirmaran que en 2017 se promoverá la vuelta de las pasantías, un blanqueo laboral y otras modificaciones del régimen laboral.

Ayer Triaca buscó desligar los proyectos de una “flexibilidad laboral” como la vigente en los 90 y la proyectada durante el Gobierno de la Alianza, aunque confirmó que se promoverá un sistema nuevo de prácticas laborales o pasantías. “Los argentinos necesitan mejorar su sistema productivo, capacitarlos y dar incentivos para generar puestos de trabajo: en ningún caso va a ser en detrimento de los derechos de los trabajadores”, aseguró el ministro por radio.

El funcionario reconoció que las pasantías en el pasado reciente “se utilizaron sin control, de manera precaria, sin analizar el verdadero sentido que tiene que ver con la práctica formativa y la adquisición de conocimientos”. Como había adelantado este diario, entre los proyectos que impulsará el Gobierno mediante la cartera laboral figura la reformulación de las pasantías, con aportes estatales y la ampliación de su extensión a un rango de 3 a 12 meses, sin implicar un vínculo laboral.

Según Triaca, en este caso se aplicará “mucho control” en el nuevo esquema de pasantías y en esa línea pidió eliminar “todos los prejuicios”. Dijo, además, que entre los objetivos de su gestión estará la creación de unos 300 mil puestos de trabajo nuevos durante este año. “En la Argentina hay un problema muy grave de acceso al empleo. Durante los últimos cinco años no ha crecido el empleo y tenemos que generar empleabilidad; hay un millón de jóvenes que no estudian ni trabajan, cuatro millones de trabajadores en la informalidad y un millón y medio de desocupados. Ahí está nuestro desafío”, amplió.

El entusiasmo del ministro contrastó con la reacción sindical a sus dichos y a los de Ponte, que el domingo se había referido a las pasantías y al blanqueo laboral, y había comparado las contrataciones y despidos en el mercado de trabajo con un proceso natural del organismo “como el comer y el descomer”. Acuña, del triunvirato de la CGT, dijo ayer que la central obrera “está en completo desacuerdo” con los cambios programados.

“Dicen que serán leyes para generar puestos de trabajo para jóvenes, pero lo que harán es precarizar el empleo y generar apertura para que los que ingresen reemplacen a los que tienen trabajo estable y con Convenio Colectivo. Esta película ya la vimos, es el neoliberalismo en marcha y sabemos que la precarización no crea empleo…”, advirtió el líder del gremio de estaciones de servicio. Acuña avisó: “La CGT no va a permitir esto. Vamos a ir al Congreso para impedirlo”.

En la misma línea, Pablo Micheli, de la CTA Autónoma, avisó que las reformas laborales “no sirvieron de nada” en el pasado reciente y que su aplicación “sólo benefició a los sectores concentrados de la economía y llevó a la situación de diciembre 2001″. Hugo Yasky, líder de la CTA, cuestionó los dichos de Ponte: “El secretario de Empleo dijo que debería ser natural ‘descomer’ trabajadores. Cagarlos. No recuerdo haber leído una barbaridad semejante”.

Comparte este articulo