Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Día de la Tierra: 7000 kilómetros a remo

Pasado mañana, 22 de abril, se celebra el Día Mundial de la Tierra y se realizarán diversas actividades en todo el mundo. En este contexto y como forma de concientizar sobre el cambio climático, dos remeros sudafricanos emprendieron, hace dos meses, una travesía “sin precedentes”, que de concretarse pasará a ser histórica: se convertirán en los primeros en cruzar a remo el Atlántico sur.

 

Braam Malherbe y Wayne Robertson partieron desde la costa de Ciudad del Cabo en Sudáfrica con destino a Río de Janeiro, Brasil. Foto: Braam Malherbe

Braam Malherbe y Wayne Robertson partieron desde la costa de Ciudad del Cabo en Sudáfrica con destino a Río de Janeiro, Brasil. Foto: Braam Malherbe

A principios de febrero los remeros Braam Malherbe y Wayne Robertson partieron desde la costa de Ciudad del Cabo en Sudáfrica con destino a Río de Janeiro, Brasil. La distancia total en línea recta será de 7.657 kilómetros, pero planean remar mucho más para aprovechar las corrientes y los vientos. La ruta consiste en ir hacia el norte a lo largo de la costa africana antes de girar hacia el oeste, pasando la isla de Santa Helena en el medio del Océano Atlántico, para ir luego hacia el sur a Río de Janeiro explicó Malherbe a Voanews.

Su barco, de siete metros de largo, incluye un espacio cubierto en la proa, donde los dos remeros pueden descansar o refugiarse ante una tormenta, aunque según explican, la mayor parte del tiempo están remando.

“Remamos dos horas, descansamos dos horas, y así es durante las 24 horas los 7 días de la semana, a través del día, a través de la noche, por hasta 90 días”, contó Malherbe. “Esperamos que tengamos vientos de popa, lo que significa que podríamos completarlo en tan sólo 60 días”, agregó.

Sin apoyo

Hasta el momento han remado unos 6.560 kilómetros. Por lo que todavía les falta 1.097 kilómetros más. El remero prefiere tomarse esta aventura con calma, para evitar lesionarse. “Tengo 59 años por lo que prefiero ir con precaución, e ir tomando más fuerza y mayor aptitud física a medida que nos acercamos a Río”, contó el remero.

Mientras rema, a veces escucha música o un libro en formato de audio. “Es motivacional. Escucho la increíble expedición de Ernest Shackleton de supervivencia, visión, voluntad, fortaleza y asombroso rescate”, relató en su sitio web.

Los dos hombres están viajando sin un barco de apoyo, lo que significa que están solos frente a los riesgos que surjan en el mar. Uno de los mayores peligros son las ballenas debido a que suelen dormir en la superficie del agua y golpear a una de ellas haría que su barco se rompiera.

Pero el mayor riesgo son los barcos que aparecen en su entorno a la noche. “Tenemos en el buque lo que se llama un AIS (una tecnología que muestra las posiciones en tiempo real del barco y el tráfico marítimo) que capta a los buques que están en nuestra misma línea de visión y nos avisa de ello a través de un pitido”, dijo Malherbe. “Pero no muestran cuando los buques cambian de rumbo, por lo que ser atropellado por un barco, sería el final para nosotros”, explicó el hombre.

Historia deportiva

Malherbe no es ajeno a los grandes esfuerzos deportivos. En la última década, ha corrido la longitud de la Gran Muralla de China: corrió a pie hasta el Polo Sur con temperaturas de 45 grados bajo cero y corrió toda la costa de África meridional para recaudar fondos para financiar las operaciones de niños con paladar hendido. Según dice el aventurero, la clave para haber logrado todos esos desafíos es la fuerza mental.

Para concientizar sobre el cambio climático además de realizar el desafío, los sudafricanos crearon una aplicación denominada DOT (Do One Thing. Has una cosa) para incentivar a las personas a actuar en relación a cuatro temas: conservación, agua, residuos y energía, y compartir lo que han hecho en relación a ello. “Esa es la finalidad de este viaje: serán 2,3 millones de tirones para llegar a Río por lo que esperamos tener 2,3 millones de personas en esa aplicación haciendo una cosa para el planeta cuando lleguemos a destino”, dijo Malherbe. Si los vientos están a su favor, Malherbe y Robertson esperan llegar a Río este mes. “Lo que más disfrutaré será estar en tierra firme”, dijo.

¿Cuánto es físico y cuánto mental?

Una de las preguntas típicas que le realizan a Braam Malherbe es cuánto ¿cuánto de físico y cuánto de resistencia mental se necesita para realizar una expedición de estas características.

“Mi respuesta, con cada expedición que he emprendido, es la misma: 80 a 90 por ciento mental.

Sueña grande, planifica bien, y nada es imposible”, señala en su blog personal.

En 43 días, Malherbe perdió más de siete kilos. No obstante, “mi mente y corazón siguen siendo positivos y se centran en el objetivo final”, agrega.

Sobre su estado físico, confiesa que ha perdido masa muscular. “Al igual que con las carreras al Polo Sur en 2012, el cuerpo comienza a canibalizarse. Los músculos comienzan a descomponerse”, señala.

“No importa cuánto coma, las 10 u 11 horas que hago en cada 24, son demasiado para que el cuerpo se recupere adecuadamente”, escribe en su blog que actualiza con relativa periodicidad.

Asegura que las noches pasan “increíblemente lento” pero mantiene su entusiasmo de poder llegar a Río.

Comparte este articulo