Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Impulsan la producción de ladrillos con desechos de maní

La investigadora Mariana Gatani (Argentina) lleva adelante una iniciativa basada en el desarrollo sustentable a partir de una mirada innovadora, accesible y cuidadosa del ambiente. El proyecto propone generar materiales para la construcción con cáscaras de oleaginosa e impulsar su elaboración por parte de las trabajadoras de la Cooperativa 20 de Octubre, en el marco de un programa del Instituto Municipal de la Vivienda.

Foto: Argentina Investiga

Foto: Argentina Investiga

En los últimos años, una importante cantidad de residuos de origen urbano, industriales o agroindustriales fueron reutilizados en la producción, y el sector de la construcción se transformó en un destino alternativo para aquellos que no pueden volver al ambiente en forma sustentable. A raíz de ello, el Instituto Municipal de la Vivienda (IMV) de Villa María comenzó a planificar el desarrollo de viviendas sustentables y los investigadores del Centro de Investigaciones y Transferencia (Conicet-Unvm) se constituyeron en asesores para el uso de tecnologías de aplicación. Desde allí se focalizaron en el recupero del agua, la utilización de paneles térmicos y energías renovables, y la construcción con materiales reciclados.

En ese marco, la investigadora Mariana Gatani impulsa una iniciativa basada en el desarrollo sustentable a partir de una mirada innovadora, accesible y cuidadosa del ambiente. Desde el Instituto de Ciencias Sociales propone generar materiales para la construcción con cáscaras de maní e impulsar la producción sustentable de las trabajadoras de la Cooperativa 20 de Octubre.

“Fuimos desarrollándolos en pos del gran marco que es la eficiencia energética y los proyectos de vivienda eran sometidos a programas de simulación informática para hacer prospectiva del desempeño y los consumos, y aplicar nuestros materiales consistentes en placas de cáscaras de maní en revestimientos y cielo raso”, cuenta a Argentina Investiga.

La elaboración de algunos componentes se realizó con el aporte de la empresa Maglione Hermanos, de la localidad de Las Junturas, y cuando el IMV les demandó la realización de dos mil placas consiguieron las prensas para trabajar con la cooperativa de mujeres y se abrió “la posibilidad de aplicar el conocimiento científico” que habían desarrollado.

El trabajo consiste en procesar las cáscaras de maní en un tamizado para eliminar el polvo y las partículas finas; luego se homogeneiza con una resina libre de compuestos orgánicos volátiles (y así evitar el olor de las resinas industriales), se compacta con una prensa en alta presión y temperatura, y finalmente se mejoran los bordes y se aplican en componentes para construcción.

“Las placas tienen buenas propiedades de aislación térmica, con un índice de conductividad bastante interesante que lo hace apto para revestimiento de muros internos, tabiques y también cielo raso”, dice Gatani. Otros aspectos a destacar es que los bloques son ignífugos y “muy estéticos”, ya que las cáscaras no se trituran y, al aplastarlas, ofrecen texturas naturales de colores ocre, marrón y amarillo, como característica diferenciadora de las placas de madera.

A finales del año 2016, la Municipalidad de Villa María inauguró un Vagón Cultural en barrio Las Playas, producto del reciclado de una estructura de ferrocarril abandonada. El espacio está dotado en su interior con dos baños y un amplio espacio, donde se dictan talleres culturales. Según la investigadora, el revestimiento de un sector del Vagón “opera como panel demostrativo”, que aportó el equipo junto a las luminarias, mesas y portalápices de material sustentable. “Ahora trabajamos en un proyecto para instalar una línea de producción con la Cooperativa 20 de Octubre, conformada por mujeres de Villa María que elaboran losetas y bloques de concreto, y vemos que será una alternativa para diversificar su trabajo y generar un oportunidad de empleo”, afirma.

Fuente: Argentina Investiga/Ncyt.-

Comparte este articulo