Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

El 22 de mayo es el Día internacional de la diversidad biológica

El 20 de diciembre de 2000, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió proclamar el 22 de mayo, como el Día internacional de la diversidad biológica en lo sucesivo, registró AIM. La biodiversidad es el producto de los procesos evolutivos de los seres vivos.

Excursionistas ascendiendo a la cima del monte Kilimanjaro entre senecios arbóreos (Tanzania, 2012). Foto ONU/Regina Merkova

Excursionistas ascendiendo a la cima del monte Kilimanjaro entre senecios arbóreos (Tanzania, 2012). Foto ONU/Regina Merkova

 

Biodiversidad significa variedad de vida, tanto de los ecosistemas como de especies e individuos, incluidos todos los tipos de vida. La biodiversidad es el producto de los procesos evolutivos de los seres vivos.

Nuestro planeta alberga una cantidad de especies, tanto vegetales como animales, las cuales viven en múltiples hábitats naturales, que cuando se alteran o destruyen, ocasionan la pérdida de biodiversidad.

En el año 1994, la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas declaró el 22 de mayo como Día Mundial de la Diversidad Biológica al entrar en vigor el Convenio sobre este tema.

El investigador alemán Alexander von Humboldt fue uno de los primeros en dedicarse a la diversidad biológica y según una cita suya de 1845: “una apreciación equitativa de todas las partes del estudio de la naturaleza, es más que todo una necesidad del tiempo actual, en el cual la riqueza material y el aumento del bienestar de las naciones, debe estar basada en la utilización más cuidadosa de los productos de la naturaleza y de las fuerzas naturales…”.

Pese a que todo país debe desarrollar instrumentos necesarios para tener medidas de conservación de la biodiversidad, en nuestro país, la gestión sobre este tema se mantiene en un inmovilismo legislativo llamativo.

¿Qué es la biodiversidad?

La diversidad biológica, o biodiversidad, es el término por elque se hace referencia a la amplia variedad de seres vivos sobre la Tierra y los patrones naturales que conforma. La diversidad biológica que observamos hoy es el fruto de miles de millones de años de evolución, moldeada por procesos naturales y, cada vez más, por la influencia del ser humano. Esta diversidad forma la red vital de la cual somos parte integrante y de la cual tanto dependemos.

Con frecuencia, se entiende por diversidad la amplia variedad de plantas, animales y microorganismos existentes. Hasta la fecha, se han identificado unos 1,75 millones de especies, en su mayor parte criaturas pequeñas, por ejemplo, insectos. Los científicos reconocen que en realidad hay cerca de 13 millones de especies, si bien las estimaciones varían entre 3 y 100 millones.

La diversidad biológica incluye también las diferencias gen”ticas dentro de cada especie, por ejemplo, entre las variedades de cultivos y las razas de ganado. Los cromosomas, los genes y el ADN, es decir, los componentes vitales, determinan la singularidad de cada individuo y de cada especie.

Otro aspecto adicional de la diversidad biológica es la variedad de ecosistemas, por ejemplo, los que se dan en los desiertos, los bosques, los humedales, las montañas, los lagos, los ríos y paisajes agrícolas. En cada ecosistema, los seres vivos, entre ellos, los seres humanos, forman una comunidad, interactúan entre sí, asi como con el aire, el agua y el suelo que les rodea.

Es esta combinación de formas de vida y sus interacciones mutuas y con el resto del entorno que ha hecho de la Tierra un lugar habitable y único para los seres humanos. La diversidad biológica ofrece un gran número de bienes y servicios que sustentan nuestra vida.

El valor de la diversidad biológica

La protección de la diversidad biológica es un tema de nuestro interes. Los recursos biológicos son los pilares que sustentan las civilizaciones. Los productos de la naturaleza sirven de base a industrias tan diversas como la agricultura, la cosm”tica, la farmaceútica, la industria de pulpa y papel, la horticultura, la construcción y el tratamiento de desechos. La pérdida de esta diversidad biológica amenaza nuestros suministros alimentarios, nuestras posibilidades de recreación y turismo y nuestras fuentes de madera, medicamentos y energía. También interfiere con las funciones ecológicas esenciales.

Nuestra necesidad de componentes de la naturaleza de los cuales una vez hicimos caso omiso con frecuencia es importante e imprevisible. De vez en cuando nos hemos precipitado de vuelta la despensa de la naturaleza para curar nuestras enfermedades, o a las infusiones de genes resistentes procedentes de plantas silvestres, para salvar nuestros cultivos de las incursiones de las plagas. Es más, la amplia gama de interacciones entre los diversos componentes de la diversidad biológica es lo que permite que el planeta pueda estar habitado por todas las especies, incluidos los seres humanos. Nuestra salud individual, y la salud de nuestra economía y de la sociedad humana, dependen del continuo suministo de los diversos servicios que nos brinda la naturaleza, y que serían sumamente costosos o imposibles de reemplazar. Estos servicios naturales son tan variados, y prácticamente infinitos. Por ejemplo, sería casi imposible sustituir, en gran medida, el control de plagas que cumplen diversas criaturas que integran la cadena alimentaria, o la polinización que llevan a cabo los insectos y las aves en su actividad cotidiana.

Protejamos la biodiversidad

La crisis de la biodiversidad es en gran medida resultado de la actividad humana y representa una amenaza seria al desarrollo humano. Pese a los renovados esfuerzos de estos últimos veinte años, la pérdida de diversidad biológica, a consecuencia de la destrucción de los habitats naturales, la agricultura intensiva o la contaminación, ha seguido su curso inexorable. Es necesario actuar para salvar lo que queda.

Tema 2017

Biodiversidad y turismo sostenible

La diversidad de especies, ecosistemas y paisajes atrae al turismo y fomenta el crecimiento económico. A su vez, un sector turístico bien gestionado contribuye de manera significativa a proteger la flora y la fauna, incluso a aumentar las poblaciones de determinadas especies claves, además de concienciar acerca del valor de la biodiversidad a través de los ingresos que genera el turismo.

La celebración del Día internacional para la diversidad biológica nos brinda la oportunidad de resaltar los beneficios que el turismo sostenible tiene para el crecimiento económico, así como para la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad.

Este vínculo entre biodiversidad y turismo sostenible coincide con la declaración de 2017 como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo.

Datos

Más de 3.000 millones de personas dependen de la biodiversidad marina y de los litorales para subsistir y otros 1.600 millones dependen de los bosques.

El término diversidad biológica se refiere a todas las formas de vida que hay en la Tierra, incluidos los ecosistemas, los animales, plantas, hongos, microorganismos y diversidad genética.

¿En qué campo y sector se produce y desarrolla cada diversidad biológica? ¿Por qué es importante? ¿Cuál es el problema en cada sector de biodiversidad? ¿Qué hay que hacer?

Diversidad biológica agrícola: casi un tercio de la superficie terrestre del mundo se utiliza para la producción de alimentos.

Diversidad biológica de las tierras áridas y subhúmedas: proporcionan servicios de los ecosistemas esenciales para dar sustento a 2.000 millones de personas.

Diversidad biológica forestal: desaparición de la cubierta forestal originaria, incremento de las talas.

Diversidad biológica de las aguas continentales: las amenazas principales son la degradación de los hábitats, extracción de agua, sobreexplotación, contaminación e introducción de especies exóticas invasoras.

Diversidad biológica de las islas: De las 724 extinciones de animales registradas en los últimos 400 años, casi la mitad eran de especies insulares.

Diversidad biológica de las montañas: Cubren casi el 27 por ciento de la superficie terrestre del planeta y brindan sostén de manera directa al 22 por ciento de la población que viven en su medio ambiente.

La degradación de nuestro planeta y la pérdida de biodiversidad amenazan el sustento de más de 1.000 millones de personas que viven en zonas secas y subhúmedas.

El número de especies amenazadas en la biodiversidad a escala mundial se sitúa en estas cifras: 6.213 peces, 10.987 plantas, 3.401 aves, 3.105 mamíferos y el 31 por ciento de los bosques del mundo.

Comparte este articulo