Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

El Pepe añora batirse a duelo, como antes

El ex presidente del Uruguay y actual senador del Movimiento de Participación Popular, José Mujica,  lamentó que ya no exista la Ley de Duelos, porque cuando alguien hiere en el honor a otra persona, no hay otro modo de reparar el daño.

Mujica quiere Ley de Duelos.

Mujica quiere Ley de Duelos.

 

Mujica expresó que lamenta que ya no exista la Ley de Duelos, porque aseguró que “hay cosas que se arreglan así, de otra manera no se arreglan”.

En declaraciones al programa “En la Mira” de VTV, el ex mandatario dijo que en Uruguay “hablar es facilísimo” y muchas veces se afecta el honor de las personas. Por ello indicó que la Ley de Duelos podría ponerse en práctica cuando a alguien le “tocan el honor”.

Aseguró que si la Ley estuviera vigente o si se aprobara, él la utilizaría. Ante una pregunta del periodista, expresó: “No puedo agarrar una espada porque soy un viejo, pero por lo menos a los tiros capaz que anda”.

La Ley de Duelos

La Ley de Duelos fue aprobada en Uruguay en el año 1920. Desde entonces existieron duelos muy recordados, como del ex presidente colorado José Batlle y Ordóñez y el político nacionalista Washington Beltrán quien perdió la vida en el enfrentamiento.

Pero en el último tercio del Siglo XX se produjeron en Uruguay los últimos duelos por cuestiones de honor ocurridos en el país.

En 1970 el senador colorado Manuel Flores Mora se enfrentó con Julio María Sanguinetti y luego con Jorge Batlle. En ambos casos las armas elegidas fueron los sables. Hubo heridas leves.

Al año siguiente ocurrieron otros dos duelos, pactados a pistola, pero sin heridos. El 18 de octubre de 1971 se enfrentaron el entonces ministro del Interior, brigadier Danilo Sena y el candidato del Frente Amplio al Senado de la República, Enrique Erro, de la Unión Popular.

Mientras que el 7 de diciembre del mismo año se produjo el duelo que tuvo como protagonistas a dos generales retirados del Ejército, que fueron candidatos presidenciales en los comicios de ese año: Líber Seregni, en su primera postulación por el Frente Amplio, y el colorado Juan Pedro Ribas.

La Ley fue abolida en 1992, durante el gobierno del nacionalista, Luis Alberto Lacalle.

 

Comparte este articulo