Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Casamiento vía Skype

El es de Cipolletti, Río Negro. Ella vive en la ciudad de Armenia, Colombia. En lo que va de 2017 sólo estuvieron juntos 15 días. Fue en abril.

En 2016 él viajó a conocer a Margarita Ceballos Isaza luego del match que tuvieron en febrero de ese año desde una web cristiana de solos y solas.

Y este viernes se casaron a través de una videollamada por Skype.

“Presenté la documentación en el registro y el 1° de agosto viajo a Colombia a encontrarme con ella y volvemos juntos el 25. En diciembre estarían llegando sus dos hijos con sus parejas y vamos a celebrar la boda en una iglesia evangélica. los dos testigos que me piden son mis dos hijos menores”, dijo Abel Montesino a Cadena 3.

En el registro civil le confirmaron que gracias al artículo 422 del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación (vigente desde agosto de 2015) está autorizada la realización de un “matrimonio a la distancia”.

Margarita inició la validación de su documentación en Colombia y se enviaron los papeles a Viedma. Es la primera vez que se realiza un casamiento por civil de estas características en Cipolletti.

Su hija mayor, que es pastora evangélica, ofició la boda en Argentina. En diciembre, juntos en estas tierras, se casarán por iglesia.

Luis y Raquel: tres veranos para enamorarse y una propuesta de casamiento “de película”

Abel tiene 65 años y Margarita, 52. El, viudo, no imaginó que volvería a encontrar el amor en esta etapa de su vida. “Fue un flechazo a primera vista, Dios lo permitió de esa manera. Acá, con ella ausente, me caso el viernes 14 de julio”, detalló.

Antes de ir a Colombia nunca había viajado más allá de Buenos Aires, aunque aclara que “una vez fui a Chile”. De luna de miel irán a las playas de San Andrés, Colombia.​ El plan a futuro de la pareja es vivir en el país de ella.

¿Por qué se casaron a distancia? “El casamiento [a distancia] está permitido y previsto dentro de nuestras leyes. Quisimos aprovechar la modalidad”, dijo Abel a medios locales.

Margarita es maestra y licenciada en Español y Literatura. Abel es asesor impositivo y pronto se jubilará.

Como una sorpresa para Margarita -que así lo había pedido- Abel intercambiará con su flamante esposa las mismas alianzas (en Colombia se dicen “argollas de matrimonio”) que usó con Miriam, la madre de sus hijos.

“Como vos me pediste, querés lucirlas orgullosamente. Las pulí, las grabé nuevamente, y acá están”, dijo en TN.

En la Ciudad de Buenos Aires aún no hubo un caso así.

​En el nuevo Código Civil y Comercial se establece que el matrimonio a distancia “se celebra entre dos contrayentes que no se encuentran en el mismo lugar. El ausente expresará su consentimiento ante la autoridad competente para celebrar el matrimonio en el sitio donde se encuentre. Es un matrimonio entre presentes que se encuentran a distancia, ya que ambos deben prestar el consentimiento en forma personal, pero en lugares distintos”.

Consultado por Clarín, Mariano Cordeiro, director del Registro Civil y Capacidad de las personas, que depende del Ministerio de Gobierno porteño, dijo que son “muy abiertos” y, “si se cumple con el Código y el prcedimiento”, no habría inconvenientes.

“Pueden llegar muchos pedidos de casamiento a distancia después de esta nota”, cierra.

Comparte este articulo