Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Lluvia de Perseidas: Las lágrimas de San Lorenzo no se ven desde esta latitud

Este año la lluvia de Perseidas será el 12 y 13 de agosto, pero “no es un fenómeno que se vea desde nuestra latitud”, confirmó a AIM el presidente de la Asociación Entrerriana de Astronomía (AEA), Mariano Peter. Nosotros deberemos esperar a octubre para ver estos espectáculos que nos brinda el cielo.

Las lágrimas de San Lorenzo.

Las lágrimas de San Lorenzo.

Desde la latitud en la que nos encontramos no puede verse la lluvia de estrellas. Por lo tanto, “este fenómeno que se puede ver en algunos lugares del mundo pasará desapercibido en nuestra zona”, indico Peter a AIM.

En tanto, destacó que “nosotros deberemos esperar a octubre. Desde ese mes y hasta diciembre tendremos cuatro lluvias muy lindas de observar”.

Las Perseidas son pequeñas partículas de polvo cósmico, algunas menores que un grano de arena, que dejó el paso del cometa Swift Tuttle en su viaje alrededor del Sol y que realiza cada 130 años.

La estela de partículas es atravesada cada año por la Tierra en su órbita alrededor del Sol. En ese momento las partículas de polvo se desintegran al entrar a gran velocidad en la atmósfera terrestre, creando lo que popularmente conocemos como estrellas fugaces.

Sobre la lluvia

La lluvia de estrellas de las Perseidas, que se produce cada año entre finales de julio y agosto, será esta vez cinco veces más intensa que años anteriores. El fenómeno estelar tiene lugar cuando la Tierra atraviesa en su trayectoria en torno al Sol la estela del cometa Swift-Tuttle, lo que provoca que multitud de partículas, denominadas meteoroides, choquen contra la atmósfera.

El cometa Swift-Tuttle completa una órbita alrededor del Sol cada 133 años aproximadamente. Cada vez que se aproxima a nuestra estrella se calienta y emite chorros de gas y pequeñas partículas sólidas que forman la cola del cometa.

La mayoría de los meteoroides desprendidos del Swift-Tuttle son tan pequeños como un grano de arena, y cuando se cruzan con nuestro planeta impactan contra la atmósfera a una velocidad de más de 210.000 kilómetros por hora.

Este año la Luna interferirá en la observación del fenómeno, ya que aparecerá en el cielo en fase creciente. Se recomienda observar la lluvia de estrellas la noche del 12 al 13 de agosto.

Para disfrutar de las Perseidas no es necesario utilizar telescopios ni ningún otro tipo de instrumento óptico. Solo es necesario observar el cielo desde algún lugar lo más oscuro posible y lejos de la contaminación lumínica de las ciudades.

Estas estrellas fugaces podrán aparecer en cualquier lugar del cielo. Por su trayectoria parecen proceder de un punto situado en la constelación de Perseo.

Esta lluvia de estrellas también se llama Lágrimas de San Lorenzo y según los pronósticos no serán tan espectaculares como el año pasado, cuando hubo una lluvia “anormalmente activa”.

Comparte este articulo