Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Un explosivo detonó en la empresa que está a cargo del escrutinio

Una encomienda explotó al ser abierta por la recepcionista de Indra, la empresa informática que pasado mañana tendrá a su cargo el escrutinio provisorio de votos en las elecciones primarias para elegir a los candidatos a legisladores.

El hecho ocurrió 72 horas antes de las elecciones en la oficina de la empresa, situada en Cecilia Grierson 255, Puerto Madero. Como consecuencia de la explosión, ocurrida minutos después de las 16.30, la recepcionista y dos empleados de la compañía sufrieron lesiones, principalmente quemaduras.

La mujer y uno de los hombres fueron atendidos en el hospital Argerich y, luego de que les curaron las heridas en el shockroom, fueron derivados a clínicas de sus respectivas obras sociales debido a que no tenían riesgo de vida. El tercer lesionado fue atendido en Indra por los médicos del Same, que llegaron al edificio luego de una llamada al número de emergencias 911.

“Vi a la recepcionista toda ensangrentada. Tenía el labio cortado y heridas en la cara, el cuello y los brazos. Recibió el mayor poder de la explosión y, además, fue herida por las bolillas de rulemanes que había dentro del paquete con explosivos”, dijo conmocionado, uno de los empleados que estaban en la oficina, a pocos metros de donde se produjo la explosión.

Ese informante confió que el paquete que contenía el explosivo llegó anteayer a la vieja sede de Indra, en Paraná 1073, de donde la compañía se mudó el 31 de julio pasado.

La gravedad del episodio y del atentado mismo quedó reflejada en el hecho de que el paquete (una encomienda) contenía bolillas metálicas de rulemanes, capaces de provocar daños severos.

Ahora, los investigadores al mando del juez federal Daniel Rafecas y del fiscal federal Guillermo Marijuan tratarán de determinar si fue un atentado contra Indra o un ataque por cuestiones personales contra un empleado de la firma.

Comparte este articulo