Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Cerditos rescatados terminaron en la parrilla

Los vegetarianos están que trinan. El caso de los cerditos rescatados de un incendio que terminaron siendo salchichas en la cena de los bomberos es más de lo que pueden soportar. 

La historia es así: en febrero de este año ardió un establo en Wiltshire, Inglaterra. Los bomberos locales lograron controlar el fuego y rescatar a 18 lechones y dos cerdas.

Seis meses después, la dueña de la granja, Rachel Rivers, les llevó a los hombres los lechones que habían salvado. Pero convertidos en salchichas.

“Estoy segura de que los vegetarianos van a odiar esto”, se adelantó Rivers. Y tuvo razón. Luego de que los bomberos compartieran fotos del festín de salchichas humeantes recibieron una catarata de críticas.

“¡Insensibles y nada profesionales!”, fue uno de los comentarios. “Apuesto que los de los derechos de animales visitarán a la granjera”, escribió una mujer.

Las críticas fueron tantas que debieron sacar la foto. Tras la polémica, Rivers recordó que el destino de los lechones estuvo marcado desde el comienzo. “Les di a esos animales la mejor calidad de vida que pude darles, antes de que llegara el momento de que fueran al matadero y de que entraran a la cadena alimenticia”.

“Al final me entristece… pero llevarles las salchichas fue una buena forma de agradecer”, dijo Rivers, quien agregó que la granja es su forma de ganarse la vida.

Los bomberos se mostraron contentos con el presente. “Agradecemos a la granjera por su generosidad. No vamos a mentir, las salchichas estaban fantásticas”, dijo el vocero de la Estación de Dorset & Wiltshire.

Otros comentaristas, en cambio, entendieron el punto de Rivers. “No olviden que estos lechones estaban siendo criados en una granja para la industria de la carne. ¡No eran mascotas. Los salvaron de una muerte horrible, cruel y dolorosa!”, escribió el usuario Michael Hudston. “¡Que los que se quejan se coman una zanahoria! ¡Me voy a comer panceta! ¡Mmmmm!”, dijo en otro comentario Charlotte Harker.

Comparte este articulo