Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Ratas, serpientes y otros animales que ayudan en la rehabilitación de las personas con discapacidad

La interacción con ellos permite mejorar la calidad de vida de quienes tienen alguna discapacidad, pero también en adultos mayores y niños; un grupo de voluntarios de Santa Fe cuenta en qué consiste este original proyecto

(La Nación)

(La Nación)

Modificaron el pre-concepto de que sólo los perros y los caballos pueden formar parte de las terapias asistidas con animales. Desde hace más de 15 años, la médica veterinaria Stella Maris Galván lidera el proyecto Zoolidarios, un grupo de voluntarios con sede en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Litoral en la provincia de Santa Fe, que está cambiando el enfoque en el abordaje de diferentes discapacidades y en el acompañamiento de personas en situación de riesgo social, ancianos, niños y presos. En este sentido, apuntan a trabajar con los denominados discapacitados sociales: niños, jóvenes y adultos que, dentro de las instituciones, evidencian comportamientos agresivos, transgresión de las reglas y falta de contención. Gracias a las visitas amistosas mediadas por las mascotas, los ayudan a disminuir sentimientos de angustia, temor, estrés, frustración y soledad.

“La idea del proyecto Zoolidarios surgió en la Facultad luego de haber generado un proyecto de extensión sobre tenencia responsable de mascotas que se desarrolló frente a niños de escuelas comunes de la ciudad de Esperanza. Allí nos dimos cuenta que estábamos dejando de lado a los chicos con discapacidades. Entonces decidimos diseñar una estrategia de trabajo en la que invitábamos a asitir a nuestra Facultad a instituciones vinculadas con la discapacidad. Fuimos perfeccionando nuestra propuesta e incorporando a personas con discapacidad de diferentes edades y discapacidades. Sumamos además a centros de día, de salud y a centros de acción familiar”, explica la creadora de la propuesta. Es que los animales pueden ayudar a las personas en muchos aspectos de su vida: elevan la autoestima, ayudan a combatir las fobias y el estrés, enseñan a adquirir responsabilidades y a socializar con otros. Stella Maris, que además es Profesora titular de la cátedra de Anatomía Veterinaria y de la cátedra electiva Actividades y Terapias Asistidas por Animales lo resume así: “Los animales son una fuente inagotable de amor que ayudan a mejorar la calidad de vida de las personas”.

Producto de la experiencia y el trabajo a lo largo de todos estos años, Galván asegura que junto al equipo interdisciplinario que conforma con profesionales del area de la salud humana y de la salud animal (donde predominan los veterinarios), más un grupo de 60 voluntarios permanentes lograron modificar el pre-concepto de que sólo se puede trabajar con perros o con caballos en el área de las terapias y actividades asistidas con animales. El enfoque tiene como partida diferente tipo de actividades educativas y recreativas asistidas con animales ya que la mayor parte de los voluntarios son estudiantes que pertenecen a diferentes carreras y se suman al grupo cuando cursan una asignatura electiva de la Universidad Nacional del Litoral que se llama justamente Actividades y Terapias Asistidas con Animales. Provienen de las carreras de veterinaria, ingeniería Agronómica, Terapia Ocupacional, Medicina, Profesorados de Educación Física, Arquitectura, Abogacía, Sociología, Profesorados de Educación Especial.

Comparte este articulo