Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

La Bajada del Paraná

El 23 de octubre de 1730 se creó la Parroquia de la Bajada en Paraná. Se toma esta fecha como fundación de la ciudad de Paraná, capital de Entre Ríos.

“Bajada del Paraná” erección de la Parroquia y la institución de la Alcaldía de la Hermandad.

“Bajada del Paraná” erección de la Parroquia y la institución de la Alcaldía de la Hermandad.

 

El 23 de octubre del 1730, el cabildo de Santa Fe, por donación de tierras de Juan de Garay y Hernando Arias de Saavedra, estableció funcionarios permanentes en la Bajada del Paraná,  luego villa de Nuestra Señora de Rosario del Paraná, hoy ciudad  de Paraná, capital de la provincia de Entre Ríos.

El origen de Paraná fue un caserío sobre el río homónimo, que era conocido con la denominación de La Bajada del Paraná, al que se le ha atribuido  como fecha de fundación la del 23 de octubre de 1730, oportunidad en  que el cabildo dispuso la erección de  una parroquia bajo la advocación de la Virgen del Rosario.

La población del lugar fue desarrollándose lentamente adquiriendo cierto acrecentamiento, tanto en la zona ribereña cercano al antiguo desembarcadero, como en los campos que se extendían bordeando el río Paraná, sin que se realizarán las ceremonias acostumbradas al fundarse una ciudad hispana; no hubo elección previa del terreno, careció del rollo de la justicia y del acta fundacional; pero las condiciones eran propicias para el poblamiento; había abundante ganado cimarrón, el suelo era fértil, no faltaba agua, ni leña y por el momento se mantenía una relativa paz con los pueblos originarios. Los primeros pobladores llamaron al lugar Baxada del Paraná.

Sin problemas de aborígenes hostiles desde 1749, en los nuevos pueblos se radicaron artesanos italianos y de otras nacionalidades.

La actual Iglesia Catedral es el segundo edificio levantado sobre el  mismo solar del primero, consistente en una ranchada que se levantó  en 1731.

En 1732 don Francisco Arias Montiel, que se hallaba a cargo  del Curato de la Parroquia del Paraná, construyó cerca del anterior un nuevo templo, cuya obra es finalizada en 1756.

El establecimiento de Paraná como capital del gobierno nacional,  presidido por Justo José de Urquiza  favoreció el crecimiento de la región.

Alcanzó la denominación de ciudad el 26 de agosto de 1826. Entre los años 1853 y 1861, fue capital de la Confederación Argentina, constituyéndose en capital de la provincia en el año 1883.

Entre el 24 de marzo de 1854 y el 2 de diciembre de 1861, Paraná fue capital de la Confederación Argentina hasta que Buenos Aires es designada capital del país en 1862. En 1883 con la reforma de la Constitución Provincial, Paraná recuperó el carácter de capital provincial, que había obtenido en 1822.

En 1994 Paraná junto con la Ciudad de Santa Fe fue sede de la Convención Reformadora de la Constitución Nacional Argentina.

Paraná hoy

Se encuentra a orillas del río homónimo del cual toma su nombre; 470 km la separan de Buenos Aires, capital federal del país, y unos 25 km de la vecina ciudad de Santa Fe con la cual está comunicada a través del túnel subfluvial Raúl Uranga-Carlos Sylvestre Begnis (ex “Hernandarias”).

Según los datos del censo del Indec a fines de 2010, tenía 247 863 habitantes (paranaenses).

Lapachos rosados o colorados, en la zona de la costanera, la ciudad de Paraná se pone colorida al llegar la primavera, y un ejemplo de ello son los numerosos lapachos rosados que hay en la ciudad.

La ciudad mezcla edificios de numerosas épocas y estilos. Su palacio municipal de líneas europeas, uno de los más bellos del país, el Teatro Municipal “3 de Febrero” (ecléctico), la Casa de Gobierno (renacentista italiano), junto con las modernas torres que se levantan en cercanías del Parque Urquiza, zona centro y amplias avenidas y boulevares.

Paraná es la ciudad más grande y más poblada de la provincia de Entre Ríos.

El exuberante entorno natural contribuye a ese desarrollo turístico. Un cuidado y extenso parque, el Parque Urquiza, comunica la ribera baja del río con la elevada ciudad ubicada sobre las barrancas, cual balcón al río. De importancia son también el Parque Nuevo, con una gran vegetación autóctona y un entorno completamente natural, con senderos que se internan en la espesura del salvaje monte. Debido a la elevada posición de la ciudad (unos 50 metros de altura promedio sobre el río) se tienen hermosas vistas desde diferentes puntos de la misma. Sus playas son unos de los puntos turísticos más concurridos en la ciudad, su activa peatonal ubicada en el centro de la ciudad tiene un gran aporte a la ciudad ya sea por sus centros comerciales como por sus Bancos instalados en esta zona.

Redacción AIM

Comparte este articulo