Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Morir por trabajar en ambientes poco saludables

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que alrededor de una cuarta parte del total mundial de muertes encuentra su causa en factores de riesgo ambientales. Así, informa que anualmente pierden la vida alrededor de 12,6 millones de personas por vivir o trabajar en ambientes poco saludables.

Morir por trabajar en ambientes poco saludables

Morir por trabajar en ambientes poco saludables

 

Los problemas medioambientales son un tema que se pusieron en boga en los últimos años, en gran parte con el objetivo de generar conciencia entre las personas acerca de los riesgos de la contaminación y de sus consecuencias. Entre algunos de los riesgos se encuentra la posibilidad de sufrir enfermedades atribuibles a la polución de diversos tipos.

Un informe de la institución titulado Ambientes saludables y prevención de enfermedades: Hacia una estimación de la carga de morbilidad atribuible al medio ambiente, detalla algunas de las características de esta problemática. En su segunda edición, revela que desde la publicación de la primera, hace ya una década, las muertes por enfermedades no transmisibles atribuibles a la contaminación del aire -incluida la exposición al humo ajeno- han aumentado hasta la cifra de 8,2 millones. Así, este tipo de patologías, como los accidentes cerebrovasculares, los cánceres y las neumopatías crónicas, se posicionan en la actualidad como causantes de casi dos terceras partes del total de muertes debidas la insalubridad del medio ambiente.

Al mismo tiempo, el informe dedica una sección a puntualizar en las diferentes medidas costoeficaces que los países pueden tomar para revertir la tendencia en alza de las enfermedades y las muertes por influencia del medio ambiente. Entre las medidas recomendadas por la OMS se encuentran el uso de combustibles sólidos para cocinar y el mayor acceso a tecnologías energéticas que emiten poco carbono.

Desde la OMS consideran urgente invertir en estrategias que reduzcan los riesgos medioambientales en las ciudades, hogares y lugares de trabajo. De este modo, es posible reducir considerablemente la creciente carga mundial de enfermedades cardiovasculares y neumopatías, lesiones y cánceres, y comportar una reducción inmediata en costos sanitarios.

Es importante destacar que el informe aclara  que los más afectados por los riesgos ambientales son los niños pequeños y las personas mayores. Concretamente, la OMS se refiere a los menores de cinco años y los adultos de entre 50 y 75 años. El primer grupo está más afectado por infecciones de vías respiratorias inferiores y enfermedades diarreicas, mientras que el segundo grupo se ve más afectado por enfermedades no transmisibles. Si se tomaran los recaudos necesarios y recomendados en lo que respecta a la gestión del medio ambiente, la institución estima que se podrían evitar 1,7 millones de muertes de niños menores de cinco años y 4,9 millones de fallecimientos de adultos mayores de 50 años.

Comparte este articulo