Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

La historia de acoso y maltrato detrás del femicidio de Tandil

Ailín Torres fue asesinada el sábado en la ciudad de Tandil por su expareja, Damián Gómez, quien la esperó escondido en el baño de la casa de la mujer adonde la sorprendió y la apuñaló.

La joven de 26 años recibió varias puñaladas en el baño de su casa, situada en 4 de Abril 517 de esa ciudad bonaerense, donde vivía con su nueva pareja, que es policía.

Ailín y Damián se conocieron en la secundaria y estuvieron de novios durante casi 10 años. Muchos de sus allegados hablan de una “relación tóxica” porque ella era “muy alegre y activa” mientras que él era “solitario y sin iniciativas propias”.

Según las versiones de los amigos, la pareja vivía de los ingresos que ella generaba con los trabajos de peluquería canina. El círculo social que frecuentaba Gómez era únicamente el de Ailín porque él era “una persona solitaria, con dificultades para encarar proyectos”. Aseguran que jugaba todo el día a los videojuegos o miraba televisión.

Después de varios años la chica decidió poner punto final a la pareja y a los pocos meses rehizo su vida con un policía.

A pesar de la insistencia de sus amigos, Ailín nunca denunció a Gómez por acosador después de la ruptura.

Según trascendidos, Damián tenía una juego de llaves del departamento que devolvió hace pocos días y, del que aparentemente, se dejó una copia sin autorización.

Con el fin de la relación aparecieron las llamadas y mensajes amenazantes. También vigilaba el departamento de la joven y se asomaba por las ventanas lo que obligó a la joven a vivir con las persianas cerradas.

Un familiar de la joven aseguró a los medios tandilenses que en una oportunidad Gómez le pateó la puerta a Ailín y le rompió el vidrio de una ventana.

Finalmente, la historia terminó con un femicidio.

Comparte este articulo