Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Verano: Un libro a mano para los niños

El verano es un excelente momento para que los niños lean lo que más les gusta, para aprender cosas nuevas y divertirse.

Pequeños lectores.

Pequeños lectores.

 

La lectura de verano es una buena forma de evitar que los niños pierdan terreno sobre lo aprendido durante el año. Según estudios, la lectura de verano puede mejorar los logros académicos generales del alumno, especialmente cuando empieza la escuela en otoño.

Como padre o madre, hay varias cosas que puede hacer para incentivar a su hijo a leer y fortalecer sus destrezas de lectura y escritura durante el verano.

En casa

Haga tiempo para leer

Durante los agitados meses de verano, puede resultarles difícil a usted y a su hijo encontrar el momento para leer. Reserve un momento tranquilo del día para leer y recuerde incluir “tiempo para leer” cuando planee sus actividades de verano.

Tenga distintos tipos de materiales de lectura en la casa

Para estimular la lectura en casa, tenga material de lectura en toda la casa, como periódicos, revistas, folletos, etc. También tenga a mano elementos divertidos, por ejemplo, juegos de palabras, crucigramas o la sección infantil del periódico. Esto hará que el niño tenga más acceso a los libros y el material impreso, y le dará más oportunidades de practicar la lectura.

Combata el aburrimiento con los libros

Ayude a su hijo a buscar libros que le resulten interesantes, ¡en especial los días de lluvia! Estos pueden ser libros de no ficción, libros de hechos divertidos, libros sobre manualidades, libros para hacer proyectos o libros de cocina con recetas que pueden hacer los niños.

Lean en voz alta todos los días

Trate de buscar un momento del día para leerles en voz alta a sus hijos, incluso a los más grandes. Leer en voz alta beneficia a los niños y los adolescentes, en especial a los que leen con dificultad. Lea en voz alta en distintos lugares, desde el vestíbulo hasta el parque. ¡Y no tema usar voces tontas y actuar los personajes!

Incentive a sus hijos a aprender palabras nuevas

Enséñeles palabras nuevas a sus hijos todos los días. Conversen sobre el significado de las palabras y cómo se usan.

Escriban cada día

Tenga a mano material para escribir, como lápices, papel y ceras para que su hijo practique la escritura. Incentive a su hijo a escribir cartas o postales a sus amigos o parientes durante el verano, a llevar un diario, a hacer un cuaderno de recortes del verano o a escribir cuentos y poemas. Pídale ayuda a su hijo para hacer la lista de las compras o para copiar una receta.

Comparte este articulo