Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Mindfulness: Más que una moda

Si bien para muchas personas se ha transformado en una moda, para otros una herramienta para reducir la ansiedad, aumentar la concentración, alcanzar la calma metal y aliviar el estrés. Actualmente los espacios donde se enseñan las técnicas del Mindfulness-Atención Plena, se multiplican por “una imperiosa necesidad de la gente”, comentó a AIM el neurosicoeducador e Instructor de “Mindfulness” Atilio Clementín, quien destacó que el objetivo es brindar herramientas para que todos puedan “reconocer lo que está sucediendo mientras está sucediendo y ver las cosas tal y como son en realidad”.

La importancia de la meditación.

La importancia de la meditación.

 

El neurosicoeducador e Instructor de “Mindfulness”, Atilio Clementin, explicó a AIM que “hoy todos hablan sobre Mindfulnes. Es una palabra que se repite en todos los medios de comunicación, muchos famosos dicen que lo practican, lo recomiendan, pero pocos saben de qué se trata”.

Para echar luz sobre el tema, el instructor de esta técnica apuntó: “La idea de Mindfulness ha sido traducida al español en diferentes formas, Atención Plena, Plena Conciencia, Presencia Mental y Presencia Plena/Conciencia Abierta entre otras”.

La palabra Mindfulness “es también una de las primeras traducciones que se hicieron de la palabra “sati” en pali, un idioma vernacular similar al sánscrito que se hablaba en la época en que el Buda comenzó a enseñar hace 2500 años. Sati es la nominalización del verbo “sarati” que significa rememorar o recordar. Puesto que recordar es precisamente traer al presente, en su concepción última sati o mindfulness es la capacidad humana básica de poder estar en el presente y de “recordarnos” estar en el presente, es decir, constantemente estar volviendo al aquí y ahora”, agregó.

Comentó al respecto que “desde hace unos 30 años esta meditación viene siendo estudiada por los científicos, especialmente del campo de las neurociencias, demostrando progresivamente su alcance como una terapia complementaria a las tradicionales a partir de las modificaciones neurobiológicas en el cerebro, inmunológicas, emocionales y conductuales”.

El mindfulness “como concepto psicológico es la concentración de la atención y la conciencia, basado en el concepto de mindfulness o conciencia plena de la meditación budista. Se ha popularizado en Occidente por parte de Jon Kabat-Zinn, es un profesor emérito de Medicina. Sus prácticas de zen, yoga, y sus estudios con diversos maestros budistas lo condujeron a integrar partes de esas enseñanzas con las de la ciencia occidental, creando la técnica de Reducción del Estrés Basada en la Atención Plena (Rebap)”, dijo Clementín.

Por tanto, “la Meditación Mindfulness, es un entrenamiento que incluye ejercicios de reconocimiento corporal/sensitivo, ejercicios suaves de flexibilidad y meditación formal”.

Los beneficios son muchos y por ello cada vez más gente se suma a este tipo de meditación, la cual aseguran “los ayuda” en “la concentración, calma mental, mayor energía y atención, entre otros aspectos”. Según Atilio Clementín, “esto puede ser experimentado por cualquier persona” y apuntó que “se revela efectivo con personas que sufren estrés, ansiedad, viven situaciones vitales intensas, desean desarrollar una capacidad de afrontamiento más firme en sus vidas cotidianas y un pensamiento menos rumiante y sufriente”.

Por todo ello, el neurosicoeducador destacó que “el Mindfulness nos brinda la posibilidad de observar y reconocer la propia experiencia y vivir en este mundo”.

“Normalmente lo que nos sucede es que estamos constantemente atendiendo a pensamientos acerca del pasado o del futuro o bien, reconociendo solo una pequeña porción de lo que está sucediendo en el presente. Reconocer lo que está sucediendo mientras está sucediendo, aceptando activamente el fluir de la experiencia tal cual se está dando, es lo que se busca”.

Por último, enfatizó que su experiencia como instructor lo lleva a la conclusión de que “esta técnica permite aprender a gestionar las emociones, reacciones, actitudes y pensamientos para poder afrontar las situaciones que nos presenta la vida, llegando a controlarlos desde la libertad, el conocimiento en uno mismo y la aceptación”.

“No se trata de borrar las emociones negativas que nos pueden causar ciertos hechos, sino de reducir su intensidad”, finalizó.

Comparte este articulo