Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Fabricantes de maquinaria agrícola preocupados por la apertura de importaciones

Raúl Cruccianelli, de la Cámara de Fabricantes de Maquinaria Agrícola asegura que la industria local puede abastecer bien al mercado interno y hasta exportar. El rápido ingreso de productos del exterior pone en jaque al sector.Cosechadora

El sector sobre ruedas y aliado del hombre de campo, se prepara para transitar un nuevo año que consideran que “será bueno”, aunque para lograrlo piden al Gobierno gradualismo en las importaciones e igualdad de condiciones para competir en el mercado.

Para conocer la situación del sector, de donde viene y hacia dónde va, las posibilidades de oferta y demanda, Infobae dialogó con Raúl Crucianelli, presidente de la Cámara Argentina Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma).

Comenzó hablando sobre el 2017, y analizó: “El 2016 fue un año de despegue y el 2017 fue más normal, el 2016 parecía una cosa tremendamente buena lo que pasa es que veníamos de estar en 0″. Según comentó, el año pasado la demanda se estabilizó, hay sectores que la han pasado mejor, y otros, no tanto. “En términos generales fue bueno, pero con preocupaciones hacia el futuro”.

En este sentido, una de las preocupaciones que aqueja a la maquinaria agrícola y a otros sectores del agro, son las famosas importaciones. Al respecto, Crucianelli, aclaró: “CAFMA no dice: no a la apertura, porque si pretendemos ser un país globalizado hay que estar abiertos”.

“Vamos a diferente velocidad, las importaciones con la promesa de que vamos a tener un país más aggiornado en cuanto a leyes laborales, con menos carga impositiva y todas esas reformas vienen con el tiempo lógico, en cambio, las importaciones se abrieron rápidamente, ahí está la preocupación”.

Silos, sembradoras y fumigadoras

En sintonía con el ingreso de equipamiento desde el exterior, brindó varios ejemplos. En el 2017, las importaciones de silos de países limítrofes eran de empresas muy grandes, o de países que tienen la mano de obra subsidiada como Turquía o India. “Han ingresado algunos silos que complican a los fabricantes nacionales”.

Sobre la base de estos datos, remarcó el reclamo: “Deberíamos ir igual, las reformas se vienen haciendo de a poco y resulta que las importaciones se hicieron de golpe. El Estado siempre habla de gradualismo en los cambios, pero en las importaciones no hubo gradualismo, pasamos de la nada a una apertura total”.

Las mismas reglas

Debido a este auge importaciones en la maquinaria agrícola, surge la pregunta sobre si Argentina está en condiciones de autoabastecerse con lo que fabrica, a lo que el presidente de Cafma, respondió: “Perfectamente, en cantidad y en calidad”.

Aunque, reconoció que en algunos rubros como el caso de tractores de alta potencia o cosechadoras de mucha capacidad, quizás el país aún no tiene empresas para fabricar eso. “Con respecto al resto, como sembradores y fumigadores, tenemos de buena calidad para abastecer, y con remanentes para exportar”, resaltó.

Para Crucianelli, el productor podría abastecerse perfectamente, pero siempre está aquel que le gusta la máquina importada y consideró que eso es saludable. “Lo que decimos es que juguemos con reglas parecidas”, precisó.

En este escenario, cabe mencionar que la exportación de maquinaria agrícola ha caído con respecto al 2010-2011 y lo que más se ha importado en los últimos tiempos han sido fumigadoras. “A comienzos del 2016 hablamos con los funcionarios, y nos dijeron que iba a ver un cupo con respecto a las sembradoras y resulta que han ingresado más de las que se pensaban”, comentó.

El empresario continuó insistiendo en que la maquinaria agrícola argentina no está en condiciones de competir con la importación: “Necesitamos las mismas armas, tener los impuestos que tienen los países del primer mundo, y leyes laborales, no del año 40, sino leyes aggiornadas. Esperamos que esto resuelva en los próximos meses”.

Productor argentino y maquinaria agrícola

Al ser consultado, si el productor argentino está al día con la maquinaria que debe utilizar, Crucianelli no dudó ni un segundo, en afirmar que “la maquinaria de este país tiene el nivel que tiene gracias al chacarero argentino”. Explicó que es una consecuencia de la alta capacitación que tiene el mercado que la demanda. “El productor argentino está altamente capacitado y nos obliga a estar ayornados con respecto a ese requerimiento y a satisfacer esa demanda”, subrayó.

Por último y mirando hacia el futuro, Crucianelli cree que va a ser un muy buen año para el sector y recordó: “La demanda de máquina agrícola depende de muchos factores: precios internacionales, excesos o falta de agua, buenos rindes, y que vayamos solucionando lo mencionado”.

Fuente: Infobae

Comparte este articulo