21 de septiembre: Día internacional de la Paz

Cada 21 de septiembre, se celebra el Día Internacional de la Paz, registró AIM. La Asamblea General de las Naciones Unidas estableció esta fecha en 1981. Dos décadas más tarde, en 2001, decidió por unanimidad designar este Día jornada de no violencia y alto el fuego.

Estudiantes portan las banderas de los Estados Miembros durante la ceremonia anual de la Campana de la paz, en la Sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, en 2015.

Esta fecha día consagrando al fortalecimiento de los ideales de paz, tanto entre todas las naciones y todos los pueblos como entre los miembros de cada uno de ellos.

Las Naciones Unidas invitan a todas las naciones y a todos los pueblos a respetar el cese de las hostilidades durante este día y a conmemorar por el contrario esta fecha mediante iniciativas de educación y sensibilización pública sobre cuestiones relacionadas con la paz.

¿Qué es la paz?

Paz (del latín pax), definida en sentido positivo, es un estado a nivel social o personal, en el cual se encuentran en equilibrio y estabilidad las partes de una unidad. También se refiere a la tranquilidad mental de una persona o sociedad; definida en sentido negativo, es la ausencia de inquietud, violencia o guerra.

En el plano colectivo, “paz” es lo contrario de la guerra estado interior (identificable con los conceptos griegos de ataraxia y sofrosine) exento de sentimientos negativos (ira, odio). Ese estado interior positivo es deseado tanto para uno mismo como para los demás, hasta el punto de convertirse en un propósito o meta de vida. También está en el origen etimológico de los saludos: shalom en hebreo y salam en árabe significan “paz” o “la paz esté contigo o con vosotros”, y también se emplean como despedida, significando entonces ve en paz o id en paz; en cambio, salve, el saludo latino, es un deseo de salud, concepto también muy relacionado. El saludo de paz o beso de la paz es una parte de la misa en que los asistentes “se dan la paz”.

En el Derecho internacional, el estado de paz es aquel en el que los conflictos internacionales se resuelven de forma no violenta; y particularmente se denomina “paz” al convenio o tratado (tratado de paz) que pone fin a la guerra. Existe una rama del estudio de las Relaciones Internacionales denominada “irenología” o “estudios de la paz y los conflictos”.

Puede hablarse de una paz social como consenso: el entendimiento tácito para el mantenimiento de unas buenas relaciones, mutuamente beneficiosas, entre los individuos; y a distintos niveles, el consenso entre distintos grupos, clases o estamentos sociales dentro de una sociedad.

La antropología tradicional (ya desfasada) consideraba que únicamente el estado civilizado de la evolución cultural consideraba a la paz de una forma positiva, y que los estados de salvajismo y barbarie suponían una preferencia cultural por la guerra, considerando una forma honrosa de vida saquear a otros pueblos, y exaltando las virtudes guerreras; en casos extremos, ritualizando la antropofagia. De esa manera se describían las costumbres de algunos pueblos llamados primitivos (justificándose así su colonización), así como se mantenía la memoria historiográfica de algunos pueblos históricos (como los vikingos o los hunos), y de algunas épocas históricas consideradas “oscuras”, como la Alta Edad Media. De forma opuesta, se diseñó el mito del “buen salvaje”, que en ausencia de desarrollo cultural, mostraría una total ausencia de violencia.

Tema 2019: Acción climática por la paz

La campaña de este año se centra en la importancia de combatir el cambio climático con el fin de proteger y promover la paz en todo el mundo.

El cambio climático ocasiona amenazas claras para la paz y la seguridad internacionales. Los desastres naturales desplazan tres veces más personas que los conflictos, obligando a millones de personas a abandonar sus hogares y buscar la seguridad en otros lugares. La salinización del agua y los cultivos está poniendo en peligro la seguridad alimentaria, y el impacto sobre la salud pública está aumentando. Las crecientes tensiones sobre los recursos y los movimientos masivos de personas están afectando a todos los países de todos los continentes.

La paz sólo puede lograrse si se toman medidas concretas para combatir el cambio climático. En declaraciones a los jóvenes maoríes y personas de las islas del Pacífico en Nueva Zelanda en mayo, el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, dijo que “la naturaleza no negocia” e hizo hincapié en cuatro medidas clave a las cuales deben dar prioridad los gobiernos con objeto de alcanzar la neutralidad de carbono para 2050: cobrar impuestos a la contaminación, no a las personas; dejar de subvencionar los combustibles fósiles; dejar de construir nuevas centrales de carbón para 2020; concentrarnos en una economía verde, no en una economía gris.

El 23 de septiembre, las Naciones Unidas están convocando una Cumbre de Acción Climática con planes concretos y realistas a fin de acelerar las acciones para aplicar el Acuerdo de París. La Cumbre se centrará en lo esencial del problema –los sectores que más emisiones crean y las áreas donde el desarrollo de la resiliencia podría marcar la mayor diferencia–, así como ofrecer a los líderes y socios la oportunidad de demostrar una verdadera acción climática y mostrar su ambición.

En el camino al Día Internacional de la Paz el 21 de septiembre, las Naciones Unidas hacen un llamamiento a todos para que tomen medidas destinadas a hacer frente al cambio climático. Todos los seres humanos son parte de la solución: desde apagar las luces hasta usar el transporte público, pasando por organizar una campaña de sensibilización en su comunidad. La gente puede compartir en las redes sociales sus ideas y actividades usando #PeaceDay y #ClimateAction.

¿Cómo pueden participar los jóvenes?

Los jóvenes están respondiendo al desafío: cerca de medio millón de jóvenes de todo el mundo han emprendido acciones sobre el cambio climático en sus hogares, escuelas y comunidades. Según la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (Cmnucc), son actores clave en la concientización, la ejecución de programas educativos, la promoción de estilos de vida sostenibles, la conservación de la naturaleza, el apoyo a las energías renovables, la adopción de prácticas respetuosas con el medio ambiente y la implementación de proyectos de adaptación y mitigación.

Este año, la celebración de los estudiantes del Día Internacional de la Paz, que tendrá lugar el 20 de septiembre de 2019 en la Sede de las Naciones Unidas, ofrecerá una plataforma para que los jóvenes muestren los proyectos que han emprendido a fin de luchar contra el cambio climático y promover la paz. La celebración de los estudiantes se llevará a cabo inmediatamente después de la Ceremonia de la Campana de la Paz, que comienza a las 9 a.m. con el Secretario General y se emitirá en vivo por la web en webtv.un.org.