A 15 días de su dictamen, el debate del aborto esta “cabeza a cabeza”

El próximo 1 de agosto, el Senado buscara emitir dictamen de comisión del proyecto de ley de aborto legal. “La pelea está abierta; el debate está cabeza a cabeza”, aclaró a AIM la referente del colectivo feminista Isadora, Malena Lenta, quien adelantó que se está preparando un “puentazo” y una “estudiantazo” en todo el país en apoyo a la iniciativa. Cabe recordar que este martes, se realizó el tradicional pañuelazo en el marco de la discusión que se realiza en el Congreso.  

A 15 días de su dictamen, el debate del aborto esta “cabeza a cabeza”

Este martes, se realizó el tercer plenario de comisiones en el Senado, siendo nuevamente escenario de polémicas y exposiciones encontradas respecto al aborto legal. Así, “la pelea está abierta”, es decir, “el debate está cabeza a cabeza”, aclaró Lenta a AIM y detalló que “algunos legisladores quieren introducir la vía córdoba, dando luz verde a la iniciativa, pero con modificaciones sobre objeción de conciencia”.

En ese sentido, la dirigente  remarcó que “esa no es la propuesta de la Campaña ni de las personas que estamos en la calle”, y subrayó: “Queremos que se apruebe el proyecto tal como está”.

Sobre el tradicional pañuelazo de este martes, Lenta indicó que, a pesar que el día estuvo feo con lluvia, se llevó a cabo la actividad, con feria de libros y espacio para niños; también hubo estudiantes que hicieron actividades recreativas.

El pañuelazo contó con la participación de diferentes colectivos como poetas y abogados, que presentaron una carta sobre actualizad legal en términos de interrupción de embarazo.

Asimismo, se informó sobre las distintas actividades que se planifican, como un “puentazo”, en distintas ciudades del país. Será en puentes transfronterizos y que conectan ciudades, con actividades e intervenciones de pañuelos verdes.

Para el 31 de julio, se prepara un “estudiantazo”  de docentes y alumnos de los niveles secundario, terciario y universitario. En ese marco, este viernes, se llevará a cabo una reunión en la Facultad de Ciencias Sociales, para organizar las charlas y movilizaciones.

En tanto, este miércoles en el Congreso, se realizará una juntada de firmas y se presentará información sobre lo que sucede en el Senado.

Polémico debate del martes

Este martes, la primera en levantar la temperatura fue la senadora radical Silvia Elías de Pérez, una de las que lidera el rechazo a la ley. Al igual que en las anteriores reuniones, la senadora sembró sospechas sobre el financiamiento que reciben los expositores que están a favor de la interrupción voluntaria del embarazo.

Sentada en primera fila, la tucumana Elías de Pérez preguntó a Paola Bergallo, investigadora del Conicet, sobre el sostén económico que recibe. “Sus trabajos en casi todos los casos están financiados por alguna ONG vinculada a la Planned Parenthood, que lleva adelante el negocio más gigantesco con el aborto en el mundo, y también con la venta de niños abortados”, advirtió.

Bergallo respondió que fue la William and Flora Hewlett Foundation la que financió sus estudios en la Universidad de Stanford. También reveló que recibió ayuda del Fondo Nórdico del Banco Mundial, así como del Safe Abortion Action Fund, para realizar investigaciones “en la época en que el Programa de Salud Sexual y Reproductiva aprobado en este Congreso funcionaba hace dos años y no tenía asignación presupuestaria”.

La académica aprovechó para recordar la falta de interpelación al ministerio de Educación por esa mora. “Lo que hice con los fondos a los que postulé con competencias abiertas, anunciadas, cuyos registros están todos online, fue hacer el trabajo que el Estado argentino no hacía”, reprochó.

En defensa de Bergallo salió la peronista Beatriz Mirkin, comprovinciana de Elías de Pérez. La legisladora cuestionó que “se hagan preguntas tan personales que no tienen que ver con el tema”. “No escucho que se haya preguntado sobre las exposiciones. Sería lo mismo si yo preguntara a alguien si se ha hecho un aborto”, dijo.

Finalmente, la especialista dio por terminada la discusión. “Como investigadora del Conicet, para ser admitida tengo que llenar unos formularios donde reporto toda mi actividad y todo mi financiamiento”, explicó Bergallo.