A la paz, gas pimienta

Dirigentes gremiales nucleados en ATE y CTA Autónoma, de Capital Federal, se movilizaron este martes en inmediaciones de la Embajada de Estados Unidos, para decir “No a la prepotencia de ese país en Latinoamérica, por la paz y el diálogo en Venezuela”; sin embargo, efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires comenzaron a golpear y tirar gas pimienta, “para avanzar sobre los compañeros y amedrentar la marcha”, lamentó a AIM el referente de los trabajadores, Juan Manuel Sueiro.

Represión a gremialistas frente a la Embajada de Estados Unidos.

“Estábamos ordenando la calle para la movilización, pero un fuerte dispositivo de la Policía de la Ciudad comenzó a golpear y tirar gas pimienta, para avanzar sobre los compañeros y amedrentar la marcha”, detalló el gremialista a esta Agencia, quien especificó que la actividad buscaba “rechazar la injerencia de Estados Unidos en la situación que atraviesa Venezuela, en un intento de golpe institucional”.

En ese sentido, se refirió a lo que sucede en la región norte, y ejemplificó que se desplegan tropas en la frontera de Colombia y Venezuela, así como también en el Noroeste de Brasil. Por eso, los dirigentes “quisimos fijar una posición y movilizarnos en la Embajada. En este contexto, nos reprimieron”, lamentó a AIM.

Sueiro remarcó: “Lo que públicamente sostenemos es la determinación de los pueblos y está claro que el gobierno de Nicolás Maduro fue electo por el voto popular y la crisis económica tiene que ver con el bloqueo que está haciendo la comunidad internacional, asfixiando al país; situación que no es ajena a la intención de replicarlo en la región, así como sucede en Nicaragua y Bolivia”, y aclaró: “Se construye todo un escenario”.

“Esta es la brutal reacción de los sectores armamentísticos de Estados Unidos que  levantan un muro ideológico y la respuesta ante un hecho que se dio en 2005, con el rechazo del Alca en Mar del Plata, que tuvo un levantamiento de los países de la región, los cuales sentaron postura ante la propuesta de Estados Unidos”, recordó a AIM.

Cada día que pasa, “se intenta naturalizar el intento de golpe, diseñado en el Departamento de Estado de Trump. Es un atropello no sólo para Venezuela. Es una acción y provocación constante en la región. Cada actividad que podamos hacer es defensa de la soberanía y unidad continental ante el imperio”, manifestó Sueiro.

En tanto, lo que sucedió en Buenos Aires, “es el claro ejemplo de la actitud de la Policía, que buscó la provocación y la reacción, para justificar la represión, de quienes lo mandaron: Larreta, Bullrich, Macri”, sentenció.