A tres años del Ni Una Menos y al grito de aborto legal ya

Este lunes, se realizará una movilización en conmemoración a los tres años de la primera manifestación por el colectivo Ni Una Menos. La actividad principal se congregará en inmediaciones del Congreso nacional, y el reclamo principal versará sobre el aborto legal, que espera su tratamiento en Diputados el próximo 13 de junio, informó a AIM la referente Malena Lenta.  

A tres años del Ni Una Menos y al grito de aborto legal ya

Si bien el día conmemorativo fue este domingo 3 de junio, “la movilización más grande va a ser este lunes desde las 17, desde Plaza de mayo a Congreso. Allí se leerá un documento común de las organizaciones participantes”, informó Lenta.

En tanto, a partir de las 16, se llevará a cabo otra movilización bajo el lema “Vivas, libres y desendeudadas nos queremos!”, que pasará por la zona del Banco Central y que reclamará por el pedido de auxilio al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Antecedentes

El 3 de junio se incorporó al calendario de lucha feminista y de mujeres en el 2015. La fecha fue al azar, pero los motivos tuvieron su raíz en los sistemáticos femicidios a lo largo y a lo ancho de todo el país, y el de Chiara Páez en Santa Fe fue la gota que rebalsó el vaso que ya venía cargado de bronca e impotencia.

“Actrices, políticas, artistas, empresarias, referentes sociales… mujeres, todas… no vamos a levantar la voz? NOS ESTÁN MATANDO”, lanzó en un tuit la periodista Marcela Ojeda el 11 de mayo de 2015, un día después de que la adolescente santafesina de 14 años -que estaba embarazada- fue encontrada asesinada en el patio de la casa de la familia de su novio de 16 años.

Dos días después, cientos de miles marcharon en todo el territorio argentina: desde las capitales más grandes hasta los pueblitos más desconocidos. Por primera vez, como nunca en la historia, las imágenes impactaron por su masividad. Todo el país en simultáneo gritó contra los femicidios y la violencia machista.

En la semana previa a la gran marcha, los medios no hablaron de otra cosa: el #NiUnaMenos copó las pantallas, las radios, los diarios, las redes y la calle. La famosa “foto con el cartelito” se hizo viral y también generó críticas por convertirse en estandarte de personalidades que poco y nada hicieron para frenar la ola de femicidios. La hipocresía de muchos también se puso en discusión. Todo sirvió para visibilizar.

Pero las mujeres venían copando las calles desde bastante antes. El 29° Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) realizado en octubre del año anterior en Salta (2014) había dado un salto y se había convertido en el más grande de todos. Participaron cerca de 40 mil mujeres de todo el país, duplicando al ENM anterior.

Las mujeres comenzaron a interesarse en la problemática al tiempo que los femicidios y la violencia machista se iba visibilizando y poniendo en discusión. Las tristes cifras -que en realidad eran mujeres, madres, amigas, hermanas- se mantenían. En el año 2013 se contaron 295 femicidios, en el 2014 fueron 277 y en 2015, el “año del Ni una menos” cerró con 286.

Estuvo claro que el foco de los reclamos era el Estado y la implementación de políticas públicas, que en muchos casos consistía en el cumplimiento de las leyes ya vigentes, la puesta en marcha de otras y la asignación de presupuesto.