Acusan a cientos de zoos y acuarios de maltratar animales

En un nuevo informe, un grupo de bienestar animal ha señalado cientos de zoos afiliados a la organización World Association of Zoos and Aquariums (Waza) por maltrato animal. Se citan acciones como obligar a grandes felinos a actuar en espectáculos al estilo de las peleas de gladiadores, a elefantes a jugar al baloncesto y a chimpancés con pañales a montar en escúter.

Un nuevo informe determina que muchos zoos y acuarios de todo el mundo permiten que los visitantes acaricien, alimenten y se saquen selfies con animales.

La Waza, fundada en 1935, es una organización internacional de zoos y acuarios que fomenta la conservación y el bienestar animal. A diferencia de la Asociación de Zoológicos y Acuarios estadounidense (AZA), que exige que sus miembros se sometan a un proceso de acreditación, la Waza no exige acreditación.

Según Gavrielle Kirk-Cohen, directora de comunicaciones de la Waza, la organización confía en que las asociaciones de acreditación miembros apliquen su normativa en los zoos y acuarios miembros. Para convertirse en miembro de la Waza, hay que rellenar una solicitud, presentar cartas de recomendación de otros dos miembros de la Waza y pagar una tasa. Los zoos, por ejemplo, deben pagar 2500 euros.

Según el informe de la World Animal Protection (WAP), una organización internacional sin ánimo de lucro que fomenta el bienestar y el tratamiento humano, el 75 por ciento de los 1241 miembros de la Waza —entre ellos los definidos por la WAP como miembros «indirectos» (zoos o acuarios que pertenecen a asociaciones miembros de la Waza)— ofrecen al menos una interacción entre los animales y los visitantes. La Waza, que no reconoce a sus miembros indirectos, alega que solo tiene 400 miembros en todo el mundo. El informe indica que dicho contacto puede resultar perjudicial para el bienestar mental y físico de los animales y suele exigir métodos de adiestramiento, como la separación prematura de las madres, la sujeción física y el condicionamiento basado en el dolor y el miedo.

“Los zoos tienen una especie de papel casi sagrado en la conservación”, afirma Neil D’Cruze, asesor de fauna global de la WAP que ha participado en la elaboración del informe. “Es hora de que [la Waza] dé un paso atrás y asuma la iniciativa que nosotros, como visitantes, y por supuesto la WAP como ONG, necesitamos que tome”.

D’Cruze afirma que la WAP incluyó a los miembros indirectos en el informe porque cree que la Waza, como mínimo, debería sentar las bases de un código ético y una política de bienestar animal para esos zoos y acuarios, algo de lo que carece actualmente.

Los investigadores que elaboraron el informe identificaron una docena de centros de especial preocupación, que visitaron junto a los investigadores de la organización de defensa de los animales Change For Animals Foundation. Entre estos centros figuran African Lion Safari en Canadá, Cango Wildlife Ranch en Sudáfrica y SeaWorld San Antonio en Texas. La WAP considera que SeaWorld es un miembro indirecto porque está acreditado por la Asociación de Zoos y Acuarios estadounidense (AZA), que es miembro de Waza.

El informe de la WAP criticó a African Lion Safari, que también alberga otros animales africanos, por ofrecer paseos en elefante.

https://www.noticiasambientales.com