Advierten que la muerte de Gusmán expone el avance de los abusos de la Policía en Entre Ríos

Advierten que la muerte de Guzmán expone el avance de los abusos de la Policía en Entre Ríos. Foto: AIM.

Organismos de derechos humanos se manifestaron hoy en tribunales para denunciar los abusos de la Policía de Entre Ríos, que criminaliza la pobreza y la juventud. El asesinato de Gabriel Gusmán y las trabas en la causa en la justicia develan que hay un avance de las fuerzas represivas con el aval del Gobierno, denunciaron desde Hijos a AIM.

Los apremios ilegales, el gatillo fácil y la tortura en las cárceles son más frecuentes en Argentina desde que asumió el Gobierno de Mauricio Macri. En Entre Ríos, los abusos de oficiales de Policía sobre jóvenes pobres se pronuncian diariamente y el caso de Gabriel Gusmán es un síntoma del delicado momento que se vive en las sórdidas calles entrerrianas.

“A mi hijo le pegaron un tiro en la nuca que le salió por el ojo y lo dejaron tirado como un perro, entre los chanchos, vacas, gallinas; estuvo muchas horas tirado entre los animales, para la Policía fue un animal más”, dijo a esta Agencia la madre de Gabriel Gusmán, Alejandra López.

En ese marco, denunció llamados de funcionarios de la Policía y lamentó el lento avance de la causa. “Reclamamos justicia, que todo esto se aclare y los responsables tengan su condena”, remarcó López.

Por su parte, Florencia Amestoy, integrante de Hijos Entre Ríos, dijo que “como organización de derechos humanos siempre hay reclamar justicia y defender los derechos humanos, por eso acompañamos a la familia de Gabriel, porque su muerte fue un caso de gatillo fácil”.

En ese sentido, apuntó que lo que le ocurrió a Gusmán es un síntoma de la política represiva del Estado: “En los barrios es tremenda la situación que se vive, no solo en casos de gatillo fácil sino otros casos que tienen que ver con vejámenes en la vida pública y persecución de la juventud, de los pibes”.

Precisamente, señaló que lo que ocurre es parte del oscuro espíritu de época en el que se está sumiendo la región, ya que el Gobierno de Macri -como otros de derecha- “hace sentir a la Policía con absoluta impunidad, porque pretende implantar una miseria planificada y eso cierra con represión”.