Al fondo a la derecha

Una misión del Fondo Monetario Internacional, encabezada por Roberto Calderelli, llegará el lunes próximo a Buenos Aires procedente de los Estados Unidos para revisar las cuentas argentinas.

Una misión del Fondo Monetario Internacional llegará el lunes próximo a Buenos Aires.

Se trata de la tercera misión que el gobierno de Macri acordó con el Fondo, ante el que debe abrir las cuentas para que verifique la marcha de la economía y la capacidad argentina de devolver los 50.000 millones de dólares que Cambiemos recibió en préstamos.

Una vocera del FMI dijo que el equipo estará en Buenos Aires el 11 de febrero para verificar las metas de cumplimiento relacionadas con el préstamo a tres años que recibió la Argentina, que desde que Macri asumió venía viviendo de prestado hasta que el crédito se le agotó y debió acudir al FMI.

La misión del Fondo se reunirá con miembros del equipo económico y del Banco Central, con economistas e integrantes de la academia.

En 2018, en medio de una corrida cambiaria que depreció el peso argentino el 51 por ciento, el gobierno debió acudir al FMI, prestamista de última instancia para deshauciados, del que ya recibió 20.000 millones de dólares del total comprometido de 56.000 millones a tres años.

Meses después, el gobierno confesó que no podía cumplir las metas y pidió un adelanto que le fue concedido, lo que evidencia el interés que la Argentina tiene dentro del tablero político de los Estados Unidos para América Latina