Alerta ante el intento de privatizar servicios en el Parque Nacional de Colón

La Asamblea Multisectorial Tierra de Palmares rechaza el proyecto del gobierno nacional de instalar alojamientos de lujo en el corazón de las áreas naturales protegidas federales. El Parque Nacional El Palmar es unos de los lugares donde se pretende licitar los denominados “glamping”. En un comunicado a AIM señalaron que la iniciativa atenta contra el modelo turístico regional. “Los lugareños tenemos el mismo derecho a decidir cómo queremos que nuestro parque se relaciones con nuestra comunidad”, indicaron. 

“Parque Nacionales quiere instalar ‘glamping’, campings con ‘glamour’, hosterías y hoteles ofreciendo a inversores (privados) nacionales e internacionales concesiones de hasta 30 años dentro de las áreas protegidas”, denunciaron desde la Multisectorial en un red de alerta a la que accedió esta Agencia. “¿Sabías que el Parque Nacional El Palmar fue creado la conservación de la palmera butia yatay? Ahora pretenden armar un enclave turístico que compita abiertamente con el sistema turístico regional instalado en la provincia de Entre Ríos”, se indicó. Y agregaron: “Los lugareños tenemos el mismo derecho a decidir cómo queremos que nuestro parque se relaciones con nuestra comunidad”.

La movilización de la comunidad en Colón comenzó a instalarse a partir de conocerse este tipo de iniciativas alentadas por la administración central. “Los parques  nacionales sufren una política de desinversión que atenta con los objetivos para los cuales fueron creados. La conservación del patrimonio cultural y natural de todos los argentinos. Son lugares únicos por su biodiversidad.  El Palmar ha llegado a superar los 180.000 visitantes al año, dinamizando las economías locales y regionales por la utilización de todo tipo de servicios turísticos. Exigimos información del Gobierno nacional. Los parques nacionales son patrimonio natural y cultural de todos los argentinos”, se sostuvo desde la multisectorial.

Ante este panorama, la Asamblea Tierra de Palmares se declaró en alerta rechazando la idea de generar las “oportunidades de negocios naturales en los Parques Nacionales”, finalizaron.