Ambientalistas denuncian que Bordet “es el gobernador de las corporaciones”

Ambientalistas denuncian que Bordet “es el gobernador de las corporaciones”.

Las políticas de Estado de Gustavo Bordet “son en función del capital y el interés privado que agrede a la mayoría de los ciudadanos”, afirmó a AIM el vicepresidente de Fundavida, Guillermo Luciano, quien aseguró que “todas las decisiones importantes que toma esta gestión están alineadas con el capital que destroza nuestra naturaleza y nuestra economía provincial” 

El gobernador “sorprendió desagradablemente con todos los paso que dio: derogó de la Ley de la madera; anunció que realizará una reglamentación que permitirá a productores fumigar cerca de escuelas rurales; y habilitó al barrio náutico Amarras del Gualeguaychú, que inundará parte de la ciudad”.

La derogación de la Ley de la madera fue el primer giro impactante que se tuvo: “Esa norma fue un logro de la lucha de Gualeguaychú, en defensa del medio ambiente y de la industria local. Impedir la tarea de exportar rollizos sin elaborar era promover el crecimiento de la riqueza provincial y se generaron más de 300 industrias de aserrío y reelaboración de maderas que daban trabajo a más de 6.000 personas pero  cuando Bordet definió dar de baja la norma se terminará con los aserraderos y las plantas reelaboradoras de la provincia; y se está alentando a los capitales celulósicos a la adquisición masiva de las tierras forestales de la franja arenosa del río Uruguay en Entre Ríos, que aún no fue acaparada”.

“Esto es un claro alineamiento a las políticas del Gobierno nacional, que apuntan a que Argentina deje de producir valor agregado para ser un mero exportador de commodities”, lamentó el activista, quien ejemplificó: “Hay unpaquetede 500.000 toneladas de rollizos sin elaborar para enviar a China a lo que se suma la estancia El potrero (propiedad de capitales inciertos) que se prepara para exportar vía el río Uruguay a la planta de pasta de celulosa de Fray Bentos, que quieren que sea zona franca”.

Por otro lado, Luciano cuestionó la promesa de Bordet a la Mesa de Enlace de Gualeguaychú, ya que apuntó “que reglamentar por decreto las fumigaciones con agrotóxicos en la provincia, habilitando que se pueda eludir la prohibición de fumigar al lado de las escuelas a pesar de la sentencia judicial que restringe las fumigaciones aéreas y terrestres en inmediaciones de los establecimientos educativos, es atentar contra la vida”.

El tercer ejemplo que pone en evidencia a quién responde el gobernador es el barrio náutico Amarras de Gualeguaychú, “que destrozó el humedal (que era un espacio protegido) y levantó la cota de inundación de la ciudad de Gualeguaychú, por lo que en la próxima inundación aquello que era absorbido por el humedal será proyectado violentamente sobre la ciudad”.

El tercer ejemplo que pone en evidencia a quién responde el gobernador es el barrio náutico Amarras de Gualeguaychú.

El emprendimiento privado, que además, promueve la segregación social, “tenía un fallo del juez Leandro Portela y el repudio de todas las organizaciones de la ciudad y Bordet acordó a espaldas del pueblo una autorización que expone un claro alineamiento con el capital y el interés privado que agrede a la mayoría de los ciudadanos”.