Apareció Benjamín, débil y asustado

Rubén Anibal Romero, un albañil que está desocupado por un accidente de trabajo, halló a Benjamín Alejandro Acosta Denis, un niño autista de ocho años que había dejado su casa en un descuido y no lo encontraban. El pequeño está débil, asustado y con raspaduras en su cuerpo.

El hombre contó: “Iba con mi hijo y vimos al gurí que venía caminando por la callecita que da al Puente Cambá Paso. Estaba sucio y raspado por las ramas. Se ve que venía caminando por la orilla del arroyo y que las ramas de los árboles lo “rayaron” un poco pero no alcanzaron a lastimarlo. Estaba con hambre y sed. Yo llevaba una gaseosa para mi chico y cuando la vio nos hizo señas. Pobrecito tenía mucha sed, se la dimos y la tomó con tragos apurados, eran como las 19:10 o 19:15.”

Al relatar como avisaron a la Policía que había montado un operativo para encontrar a Benjamín, agregó: “Le sacamos una foto con el celular y se la mandé a mi hijastra, quien me confirmó que era el chico que estaba extraviado. Entonces llamamos al 101 y de ahí nos dijeron que se comunicaban enseguida con el Comisaría a cargo del operativo y a los cinco minutos estuvieron aquí. Nos agradecieron haberlo encontrado y por haber sacado el sufrimiento a la familia.”

El periodista le preguntó si durante el tiempo que estuvieron esperando a la Policía, Benjamín dijo algo: “No, solo hizo señas que tenía sed. Creo que él lo que quería era ayuda, por lo menos me dio esa impresión”.

“Estamos muy contentos por la suerte de haberlo encontrado y que esté bien, débil, con hambre y con sed, pero bien y contentos también porque se termina el sufrimiento de su familia. Creo que es una bendición para toda Concordia que ahora está aliviada porque se lo encontró. La pérdida de un hijo, de un ser querido, debe ser lo peor que debe haber y encontrarlo renueva la esperanza de esta familia y la de todos, especialmente aquellos padres que tenemos hijos. Debemos agradecer que hoy se reencontrará Benjamín con su familia y que todos estaremos felices por este hecho, yo particularmente estoy feliz por haber contribuido sin quererlo a que se reencuentre con los suyos”, completó Romero en diálogo con diario El Sol.

Qué pasó
Benjamín Alejandro Acosta Denis, un niño de ocho años había dejado su casa en un descuido y no lo encontraban.

Benjamín vive con su familia en una casa de la calle Florena 1131 del barrio San Martín de Concordia. El niño salió corriendo, los parientes lo corrieron pero no lo alcanzaron. Llevaba una remera y un pantalón corto de color azul, mide 1,20 y es autista, no habla y se comunica moviendo las manos.