Artigas como lo veía Buenos Aires

El 11 de febrero de 1814 el directorio de Buenos Aires declaró a José Gervasio Artigas traidor a la patria y le puso precio a su cabeza.

José Gervasio Artigas.

El 20 de enero de 1814 Artigas abandonó con más de 3.000 hombres el sitio de Montevideo en desacuerdo con la política del director supremo, Gervasio Antonio de Posadas.

El disgusto de Artigas se fundaba en que la Asamblea del año XIII rechazó a los diputados orientales y los retuvo en un barco en el puerto.

Artigas se dirigió a Villa de Belén. Allí cerca estableció su cuartel general en los potreros de Arerunguá, en el actual departamento Salto Posadas respondió con un decreto del 11 de febrero, declarándolo traidor y enemigo de la patria, ofreciendo 6.000 pesos a quien lo entregara vivo o muerto. Por esas razones Artigas declaró la guerra al Directorio porteño.

El 20 de febrero de 1814 el comandante de la Villa de Nuestra Señora del Rosario del Paraná, teniente coronel Eusebio Hereñú reconoció a Artigas como Protector de los Pueblos Libres y desconocó la dependencia del gobierno de Santa Fe Hereñú sustituyó a Andrés Pazos por José Gregorio González como alcalde de primer voto de Paraná.

Para capturar a Artigas, Posadas ordenó al coronel prusiano barón Eduardo Kaunitz de Holmberg alistarar 400 soldados con artillería en Santa Fe y pasara a Entre Ríos. Allí debía reunirse con las tropas que pudiera alistar el comandante de Entre Ríos, coronel Hilarión de la Quintana, que estaba en Concepción del Uruguay.

Entre las instrucciones que recibió von Holmberg estaban:

El primer objeto de su comisión es apoderarse de todos modos y a cualquier costa de la persona de don José Artigas (…)

Luego que esté en disposición de hostilizar lo hará infatigablemente, cortando víveres, convoyes, estorbando la reunión de las familias y de gentes armadas o inermes, desmembrándole las que tenga reunidas ya por medios de dispersión, ya por premios que ofrecerá a los que lo abandonen y el de 6 mil pesos al que lo entregue vivo o muerto al citado Artigas (…)

Si llegara a apoderarse de éste o de las personas de Barreiro, Torgués o Texo, los hará fusilar (…)

Para que pueda proceder con la debida legalidad publicará el día 16, así en las divisiones militares como en los pueblos de Entre Ríos un bando en que se declare traidores a la Patria a Artigas y sus cómplices. El bando se remitirá oportunamente (…)1​

Ante el cruce del río Paraná por las fuerzas directoriales, el coronel artiguista Fernando Otorgués, desde Paysandú, cruzó el río Uruguay por el Paso de Vera y ocupó Concepción del Uruguay y Gualeguaychú, desalojando a Hilarión de la Quintana, marchando luego aceleradamente hacia la Villa de Paraná que fue ocupada por von Holmberg.

El 22 de febrero de 1814 la columna de Otorgués, junto con las fuerzas de Hereñú, secundado por el sargento mayor Juan León Sola, derrotaron a von Holmberg en El Espinillo, junto a la actual ruta 18 a unos 25 kilómetros de Paraná. Otorgués respetó las vidas de von Holmberg y de la Quintana y luego los liberó.

A consecuencia de esta victoria, el 23 de abril se declaró la independencia de los pueblos de Entre Ríos y el Directorio inició negociaciones con Artigas, enviándole delegados que aceptaron los planteos federalistas pero fueron negados por Buenos Aires.