Avanza el proyecto para garantizar derechos laborales a travestis, transexuales y transgénero

Foto: archivo.

Elaboraron despacho favorable las dos comisiones de la Cámara Baja donde estaba el proyecto de Ley para promover y garantizar derechos en el ámbito laboral para las personas travestis, transexuales y transgénero. La iniciativa quedó para el orden del día de la próxima sesión, que será en 15 días, confirmó AIM.

Las comisiones  de Legislación agraria, del trabajo y producción y economías regionales y la Banca de la mujer dieron el visto bueno para que la iniciativa sea tratada en el hemiciclo en la próxima sesión, ya que quedó en el orden del día.

Precisamente el texto presenta una gran avance en la inclusión del colectivo, ya que establece el principio de “no discriminación”, ya que toda persona tiene derecho al trabajo digno y productivo, a condiciones equitativas y satisfactorias y a la protección contra el desempleo, sin discriminación por motivos de su identidad de género.

Además, se fija que el Estado provincial, sus organismos descentralizados, las empresas del Estado, los municipios, personas jurídicas de derecho público, las empresas subsidiadas por el Estado y las empresas privadas concesionarias de servicios públicos, estarán “obligadas a ocupar personas travestis, transexuales y transgénero que reúnan condiciones de idoneidad para el cargo, en una proporción no inferior al uno por ciento de la totalidad de su personal y a establecer reservas de puestos de trabajo a ser ocupados exclusivamente por ellas, de acuerdo con las modalidades que fije la reglamentación”. En ese marco, se fija que la subsecretaría de Derechos Humanos de la provincia conjuntamente con el área Provincial de Políticas de Identidad de Género y Diversidad Sexual serán las autoridades de aplicación, que deberán realizar un sistema de registro de personas que aspiren a obtener un empleo con el objetivo de facilitar su incorporación laboral.

Por otro lado, el Estado tendrá a su cargo articular junto al Área de Diversidad y Género y las distintas dependencias del Estado (Trabajo, Desarrollo Social y Educación) capacitaciones orientadas a distintos ámbitos laborales públicos y privados; la creación, mantenimiento y difusión de un registro de empresas privadas que ofrezcan trabajo a las personas trans; y la promoción a través de campañas en los medios masivos de comunicación de la necesidad de la creación de empleo destinado al colectivo trans, que garantice la inclusión social.

Si el texto logra ser sancionado, también se generará un “incentivo fiscal”, que generará un régimen de incentivo fiscal para los empleadores del sector privado que contraten a personas travestis, transexuales y transgénero.